cabecera-tvtgnuevo

Una renuncia militante

“Casi todos lo odian y no saben ni porqué” titulaba un columnista este fin de semana en un periódico local. Es bien sencillo y es pura técnica de marketing comunicacional: Los medios te dirán a quien tienes que amar y a quien tienes que odiar...

Ya lo decía Malcom X en aquella frase célebre que retrató a los poderes mediáticos: Cuídate de los medios de comunicación o terminarás amando al opresor y odiando al oprimido. Los medios indujeron a mucha gente que no sabe bien porqué a rechazar a su más firme aliado y a hacer suyos los argumentos de sus propios adversarios.

Ayer, en la manifestación de Sevilla contra los recortes del PP, Antonio recibió el cariño de muchísimas personas que tienen su propio criterio y saben a quién amar u odiar y porqué y quisieron darle un abrazo y decirle que están con él, respaldando su gestión y su política. No en vano Torrijos contribuyó de manera decisiva a los cambios que transformaron Sevilla en términos sociales, urbanos, sostenibles, deportivos o solidarios, siempre luchando contra las desigualdades.

Acompañado por el Coordinador Local y por la portavoz adjunta del Grupo municipal, Antonio Rodrigo Torrijos compareció ante los medios el viernes pasado para anunciar que renunciará a su acta de concejal cuando se complete el ciclo fiscal y presupuestario que está a punto de concluir. A las cinco horas de este anuncio, Torrijos recibió igualmente el apoyo unánime de la ejecutiva local ampliada y la felicitación por la generosidad y su ejercicio de renuncia.

Mucho se ha dicho durante el fin de semana y, probablemente, mucho se dirá sobre esta decisión. Que si lo empujan los tribunales, que si lo ha hecho la dirección andaluza de su propia organización, que si la presión del PP y su coro mediático, que si patatín que si patatán.

Lejos de eso está la verdad. Ya concurrió a las municipales con causas judiciales hechas públicas en plena campaña electoral de 2011 y continuó adelante. De hecho, acaba de archivarse una de las denuncias que le mantuvo imputado dos años con portadas, titulares gruesos y editoriales muy miserables, que ahora que han perdido, por cierto esconden cobardemente. La aplicación del código ético de IU no considera aquellas razones como causa para la dimisión, como es el caso, por ejemplo, –a otro nivel, naturalmente- de la condena contra Sánchez Gordillo. La presión del PP y de sus medios se mantiene constante en el tiempo desde que Torrijos es concejal y va a seguir porque esa es su sucia manera de hacer la política. ¿Cuál es, entonces, la verdadera razón?

Antonio Rodrigo Torrijos ha anunciado su renuncia para que nada de eso –usado como solo el laboratorio de la manipulación de las derechas presenta estas cosas- pueda proporcionar la más mínima ventaja a la derecha política y mediática y que llegue a utilizarse para tapar sus propias vergüenzas. La corrupción generalizada del PP, los ataques sin precedentes en tiempos de paz a las conquistas de los trabajadores y de las clases populares por parte de la derecha, los retrocesos en materia de libertades y de democracia, exigen a todos estar fuertes y sin fisuras a la hora de caminar juntos para confrontar estos desafíos.

Y así lo ha entendido Torrijos al dar este paso al lado, que no atrás, en tanto que lo único que dejará será su acta para que le sustituya quien la organización determine. El compañero Antonio seguirá contando para Izquierda Unida, en tanto que grande es su capacidad demanifa contra recortes 2 trabajo, de propuesta, de análisis y de iniciativa, y que son indispensables e insustituibles para una fuerza en la que no sobra nadie y que no se puede permitir orillar a una cabeza de estado.

Y en un momento en el que Izquierda Unida muestra una tendencia firme hacia unos buenos resultados electorales, en los ámbitos estatal, andaluz y sevillano, Torrijos ha decidido que no será un obstáculo para que lo utilicen, demagógica e injustamente, pero lo utilicen, contra el acierto de Izquierda Unida al coincidir en las calles y en las instituciones con las reivindicaciones de la gente.

Esta decisión le honra como persona y le ennoblece como político. Torrijos, que siempre luchó contra las desigualdades y lo va a seguir haciendo con su Partido, el PCE y con su apuesta estratégica Izquierda Unida, ha dado un ejemplo de honestidad y de generosidad aún cuando, todos y todas estamos seguros, de que en materia judicial, todas las denuncias del PP van a quedar archivadas, como lo han sido ya todas las anteriores contra Lolo, contra Pepa o contra Carlos Vázquez y él mismo.

Su trayectoria personal, sindical e institucional se ve engrandecida por este gesto de altura política que fortalece a Izquierda Unida, que es justo lo que Torrijos pretendió. Como concejal le echaremos de menos, dada la fuerte personalidad, rigor y estilo carismático con que abordó cada tema en el Ayuntamiento a favor de los más desiguales. Pero como persona y como miembro de la organización tendremos la suerte de seguir contando, ahora con más tiempo, con alguien que –como él- aporta nivel y altura de miras al trabajo organizativo que todas y todos tenemos por delante.



Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



Free business joomla templates