cabecera-tvtgnuevo

Presidente, diputado, presidente... ¡ah! y alcalde

“Ningún interés va a primar en mi gestión por encima del interés de los sevillanos”. Fue una frase que destacaron los medios de comunicación de la tarde del 11 de junio de 2011 cuando Zoido prometía su cargo con una dedicación exclusiva a la ciudad de Sevilla. Ya. En apenas un año se ha demostrado que la palabra de Zoido ha ido perdiendo peso poco a poco. También habló de su respeto a la oposición y de su obsesión por el empleo. La realidad es que no tiene en cuenta a los otros grupos políticos, y del empleo, ni hablamos. Palabra de Zoido.

El Presidente de la FEMP seguramente cuenta con un equipo que le hará el trabajo en la FEMP. Pero hay reuniones que tiene que presidir, firma de papeles, asuntos que tiene que discutir, convenios que tiene que negociar… Un presidente de algo, es un presidente. Y desde aquí se revisan y discuten borradores de leyes, se reciben multitud de iniciativas ciudadanas encaminadas a los ayuntamientos… Una dedicación muy amplia que a duras penas es compatible con una alcaldía, sobre todo si se le prometió dedicación exclusiva y excluyente. En la foto de la derecha ejerciendo de FEMP en Florencia.

El diputado número uno por la provincia de Sevilla en el Parlamento de Andalucía seguramente cuenta con un equipo
que le hará el trabajo en su escaño. Pero hay muchas tareas mínimas, para que no se convierta en un fraude a los electores de la provincia, que el que se sienta en el escaño 95 tiene que abordar. Recibe gente, presenta Proposiciones No de Ley, formula preguntas, controla la acción del gobierno… y a demás es también el Presidente (¡otra presidencia!) de la Comisión del Estatuto del Diputado y vocal de la Diputación Permanente que es la que más presencia tiene en el tiempo parlamentario.

Y ahora estrena una nueva Presidencia, en la que seguramente contará con un equipo que le hará el trabajo, la del Partido Popular de Andalucía, que ya de por sí choca casi con todas las demás responsabilidades. 8 provincias, Ejecutiva nacional, otros cargos en el partido, atender marrones, negociar organización,… Que le vaya bien.

La técnica de Zoido es no proponerse para nada pero decir sí a todo lo que le caiga. Y en todo promete que será su tarea prioritaria. Es evidente que tiene equipos que le ayudarán a hacer el trabajo. Por tanto no es Zoido el alcalde, el presidente de la FEMP, el parlamentario o el ahora presidente del PP-A. Son sus equipos. Él solo se limita a leer los discursos que le preparan y expresar las ideas de otros. Como una marioneta que manejan tras el telón.

Y entretanto en Sevilla, aquella promesa formulada entre la biblia y la constitución se queda en palabras que se llevó el viento. Mentiras, explicadas con bonitas palabras para que parezcan verdad. Ahí está la clave.


Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



LOMCE Insumisión

Free business joomla templates