cabecera-tvtgnuevo

El modelo de ciudad está en peligro

Sevilla. Esa ciudad que cuenta con un patrimonio cultural inigualable, que dispone del mayor casco histórico de entre todas las capitales de Europa, que tiene un buen número de zonas verdes y un clima envidiable.

Carriles bici e itinerarios peatonales. Sevilla se dio a sí misma unas normas pensadas para personas y no para coches cuando aprobó su ordenación urbanística en los años 2006 y 2007 y vino en disponer por delante de cualquier otro el interés general. Aquella norma sustituyó a otra anterior, de 1987, y venía a transformar un modelo de ciudad antiguo y obsoleto, diseñado para el dominio y predominio del vehículo privado y contaminante, con grandes avenidas y aceras estrechas y alta contaminación. Con aparcamientos abarrotados hasta en la cocina, el suelo dispuesto para los especuladores y un desorden caótico en la distribución de los espacios urbanos y su tipología.

Pues bien: El nuevo modelo de 2007 que surge de un proceso ampliamente participado por la ciudad y sus gentes está en peligro. El gobierno del PP está procediendo a una mutación de los grandes conceptos consagrados en el PGOU –movilidad, urbanismo productivo, esparcimiento- para volver a disponer el suelo como una unidad de negocio. Recurre al chantaje más doloroso –“estos cambios traerán empleo”- que además de no ser cierto indica la escasa catadura moral de quien no duda en engañar con el señuelo de unos puestos de trabajo que no llegarán.

La Gavidia, IKEA, Altadis, la Estación del Prado, la Ciudad de la Justicia, el Metro, la SE-35, una red de aparcamientos rotatorios en el Centro, especialmente en La Alameda, no son solo cambios puntuales sino que significan la quiebra de un modelo. Particularmente lacerante la eliminación del Plan Centro que ordenaba la movilidad en el Casco Histórico, pero que formaba parte de un Plan de Movilidad más amplio que alcanzaba a toda la ciudad. Una apuesta pionera y triunfadora.

De ahí la invitación que nuestro grupo municipal ha cursado a las organizaciones sociales más adelantadas para que reflexionen ante un proceso que avanza sin sutilezas y que para cuando nos demos cuenta será irreversible. Ya hace casi dos años que Zoido eliminó sacando pecho el Plan Centro prometiendo que a continuación presentaría una alternativa que nunca ha llegado. De pronto mete un carril inverso para Luis Montoto que anuncia zonas azules donde nadie las pide. O pinta de blanco separadores para el carril bus mientras que consiente escandalosamente la doble fila. Ahora es el centro y después la periferia.

Toca moverse o convertirán de nuevo a Sevilla en una ciudad del pasado. Toca ya exigir que el gobierno de la derecha presente un Plan de Movilidad –bueno, malo o regular, pero un Plan- que pueda ser evaluado y que contemple al conjunto y no a ocurrencias puntuales. Nuestra preocupación la hemos compartido y hemos encontrado más eco del que creímos antes de sentarnos a reflexionar con quienes comparten nuestra inquietud. Ahora pues hay que convertir la inquietud en un movimiento amplio que pare la destrucción del modelo. Antes de que sea demasiado tarde.


Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



LOMCE Insumisión

Free business joomla templates