cabecera-tvtgnuevo

El alcalde del empleo convierte a Sevilla en la ciudad del paro

Lo importante son los Reyes Magos de oriente. Que si hay que mantenerlos presentes y constantes, ceremonia va y foto viene. El mapping y el alumbrado navideño, caro y excesivo hasta el ahogo, y los coros infantiles de los colegios de pago cantando villancicos en la Plaza Nueva. Pan y circo.

Sevilla una, grande y feliz. La Sevilla falsificada en la que el rancio y ultra de la añorada voluntad de volver a los cincuenta, cubre con un lacito de celofán la demoledora realidad que nos queda en la segunda década del siglo XXI: Una ciudad que acumula, mes tras mes, records de número de parados sin que el que se proclamara alcalde del empleo haga nada siquiera por frenar la cifra funesta del número de desempleados.

El legado que acumula el Sr. Zoido no puede ser más triste y sombrío. O sí. Los presupuestos que ha presentado para 2013 han olvidado por completo la lucha contra el primer problema de los sevillanos, el paro, dedicándose a mirar para otro lado mientras su falta de iniciativa acumula ya un 14% de desempleo más desde que tomara posesión del sillón de mando. Unos nuevos 12.253 sevillanos se han quedado en el paro inútilmente esperanzados, seguramente, en que aquel que acumuló el mayor respaldo democrático con la promesa de la creación de empleo como principal bandera les encuentre trabajo. Pero ninguna medicina contra el paro aparece en los presupuestos municipales para el año que acaba de empezar. O sea: puede ser aún peor.

No sólo deja que el paro crezca de forma pasiva. También contribuye activamente a que siga avanzando a base de despidos en el Ayuntamiento y organismos adyacentes convirtiéndose en el alcalde que ha ejecutado más despidos y recortes que ninguna otra corporación municipal en toda la etapa democrática de Sevilla. Como le acaba de demostrar nuestro portavoz, Antonio Rodrigo Torrijos, ya sea por la aplicación de la tasa de reposición cero, por la reducción de los salarios, por el aumento de la jornada laboral, o por la negativa del PP a efectuar contrataciones, hay ya alrededor de 750 puestos de trabajo vacantes. Y eso por no hablar de la oleada de despidos que se está aplicando en numerosas empresas municipales u organismos autónomos como el IMD, Emvisesa, Lipasam, Urbanismo, Giralda TV o Sevilla Global. Lo último el cese de 49 trabajadores de los Servicios Sociales que atendían a dependientes, en plena resaca de villancicos y felicitaciones de año nuevo.

Aún así, la propaganda oficial, el NO-DO del blanco y negro al que ya se la ha caído la madeja definitivamente, sigue proclamando que el prometido Plan Extraordinario de Empleo, sacado de la chistera hace ahora seis meses en el Debate del Estado de la ciudad, está en marcha. Cinismo descarado y sin remordimientos para seguir deformando la verdad hasta el extremo y que las cifras dramáticas del paro se encargan de desmentir cada vez que se proclaman. Zoido mintió a los sevillanos con sus falsas promesas de creación de empleo y es la realidad –triste y tozuda- la que con todos los datos en la mano le ha dejado en evidencia.


Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



LOMCE Insumisión

Free business joomla templates