cabecera-tvtgnuevo

¡Que no te engañen con el impuesto de sucesiones!

En los últimos meses el PP y Ciudadanos se han embarcado en una feroz campaña contra el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), basada en multitud de mentiras y manipulaciones de lo más burdas, que está engañando a mucha gente y a la que hemos de hacer frente con argumentos y pedagogía.

Nos dice la propaganda de la derecha que estamos ante un impuesto muy elevado, de lo más injusto, que sólo se aplica en Andalucía, que va a llevar a la ruina a las clases medias y trabajadoras y que, por tanto, hay que eliminarlo cuanto antes.

Pues bien, lo primero que hay que aclarar es que este es un tributo estatal, con un fuerte carácter redistributivo, que está cedido a las Comunidades Autónomas y con el que Andalucía recauda más de 300 millones de euros, dinero que va directamente a financiar los servicios que se prestan desde los ayuntamientos.

Lo segundo que ha de apuntarse es que, lejos de afectar a todos los andaluces, la realidad es que en 2016 sólo un 7,5% de las personas que heredaron en nuestra comunidad tuvieron que tributar por este impuesto y de ellas, además, el 5,4% eran descendientes de segundo grado.

Toca preguntarse quién ha de pagar entonces el ISD. Respuesta: Hasta el 1 de enero de 2017 sólo quienes heredaban más de 175.00 euros. Y a partir de este año serán aún muchos menos tras la reforma aprobada por PSOE y Ciudadanos, que eleva ese tope de exención a 250.000 euros, favoreciendo así a ese 7,5% de las herencias más ricas, a las que se les va a permitir concentrar su fortuna en tanto van a pagar menos por ella.

De modo que cuando el PP y C’s proponen eliminar el ISD, en el fondo están defendiendo profundizar las reformas ya iniciadas que rompen con el principio de justicia fiscal de que “el que más tiene debe pagar más impuestos” para redistribuir la riqueza y contribuir a la financiación de la educación, la sanidad, los servicios sociales, las prestaciones, etcétera.

Pero es que además Andalucía no podría, aunque quisiera, eliminar ese impuesto estatal. Si el PP lo tiene tan claro lo debería haber hecho en todos los años que ha gobernado el país con mayoría absoluta. He ahí un ejemplo más de la demagogia y las falsedades empleadas en esta campaña.

No le hagamos el juego a la derecha. Lo que la clase trabajadora y el pueblo andaluz necesitan no es suprimir el ISD, sino los recortes, las privatizaciones y las políticas antisociales… Y apostar por una banca pública, un nuevo modelo productivo social y solidario y un sistema de financiación con impuestos directos más justos y menos impuestos directos.  ¡Que no te engañen con cuentos!   


Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



LOMCE Insumisión

Free business joomla templates