cabecera-tvtgnuevo

El 6 de diciembre, nada que celebrar

Docenas de ciudadanos se concentraron este jueves 6 de diciembre, Día de la Constitución Española, en la Plaza Nueva de Sevilla para exigir "un cambio político, económico y social" en el país y para reclamar, en sintonía con este anhelo, una Asamblea Constituyente que entierre definitivamente a la actual Monarquía y establezca la III República.

Un nutrido grupo de militantes de Izquierda Unida y del Partido Comunista de Andalucía (PCA) participaron en esta movilización unitaria que, un año más, ha sido convocada por la plataforma “Sevilla por la República” como contrapunto a los fastos que se iban a llevar a cabo para conmemorar el 34 aniversario de la proclamación de la Carta Magna que en 1978 consagró al frente de la jefatura del Estado al rey heredero directo del dictador Francisco Franco.

La concentración devino en una manifestación que discurrió en torno a la Plaza Nueva con un marcado componente reivindicativo. “España mañana será republicana”, “no hay dos sin tres, república otra vez” o “los borbones a los tiburones” han sido algunos de los lemas más coreados en esta marcha que ha concitado el apoyo espontáneo de muchas de las personas que en esos momentos paseaban por allí o visitaban la Feria del Libro Antiguo.

Por último, se leyó un manifiesto, en el que se subraya la incapacidad de la actual Constitución para satisfacer las necesidades y aspiraciones de la ciudadanía y de los pueblos del Estado español, “como se ha demostrado con creces en estos 34 años”.

En el mencionado manifiesto se denuncia también el hecho de que en todo este tiempo el contenido de la Carta Magna sólo se haya modificado para “someter a todos los gobiernos a las exigencias del capital financiero”, además de para poner el pago de la “deuda ilegítima” por encima de “los servicios sociales más elementales y de los salarios de los trabajadores públicos”. Por todo ello, la plataforma Sevilla por la República aboga por un “cambio social, político y económico” que, entre otras demandas, incluya una asamblea constituyente; la depuración del aparato de Estado de todos los cuerpos heredados del franquismo; la anulación de los juicios políticos del régimen fascista impuesto tras el golpe de estado militar de 1936; el fin de los desahucios; la derogación de todas las contrarreformas laborales; la reforma agraria; la separación completa y efectiva de la Iglesia y el Estado; la nacionalización de la banca; así como presupuestos de urgencia para salvar a los servicios públicos… “es decir, la república como única forma democrática y social de gobierno”, concluye el manifiesto.


Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



LOMCE Insumisión

Free business joomla templates