cabecera-tvtgnuevo

Fundación DeSevilla: casualidades de la política

Dicen los periódicos que el Partido Popular ha presentado ante el juzgado de instrucción número diez de Sevilla, una denuncia contra los miembros del Patronato de la Fundación DeSevilla que lo fueron durante el mandato municipal 2007-2011. Según cuentan, habrían detectado “graves irregularidades”, todas ellas calificadas con rimbombantes tipificados: presuntos delitos societarios, de apropiación indebida, malversación de caudales públicos, falsedad en documento público, fraude en subvenciones, delitos contra la hacienda pública e infidelidad en la custodia de documentos.

Dicen también los periódicos, que esta denuncia consta de 53 folios y, como “rige” en cualquier estado predemocrático y de derechas, el acusado ya está condenado antes, ni siquiera, de conocer la presunta denuncia, ni de ser citado, ni de comparecer, ni de argumentar mínimamente en su defensa o leerse los papeles. Por no saber, ni siquiera se conoce si el juez, que recibió la denuncia, según cuentan los periódicos el lunes 12 de noviembre (dos días antes de la Huelga General), habría admitido a trámite la misma.

Además, se ha dado a conocer, a instancias del denunciante, el día siguiente del rotundo éxito de esta movilización general que tan altísima participación ha concitado y que ha dejado arrinconado y a la defensiva al Partido Popular que, ni con piquetes de azul, ni con el desprestigio mediático previo de la huelga, ni con los poderosos motivos anti-huelga que había proporcionado a los empresarios la reforma laboral y las facilidades para despedir, han conseguido contrarrestar. Qué casualidad, si las casualidades existieran en la política. Más bien causalidad. Acción, reacción, causas y efecto. Hay que contrarrestar la huelga. Nada mejor ahora que poner en marcha un buen ventilador que esparza la munición que han venido rastreando –en vez de gobernar- a base de mirar por el retrovisor desde su llegada al gobierno. Oposición a la oposición casi dos años después de llegar al gobierno.

En cualquier caso, primero y único, es difícil defenderse de una acusación que no se conoce. Esperamos, no obstante que Zoido no caiga, otra vez, en una denuncia falsa como ocurriera con la de Lolo Silva, silenciado su archivo años más tarde por quienes hicieron de portadas calumniosas su campaña hacia la alcaldía. Abominable práctica política la de Zoido.

Sí que cabría añadir que cualquier ser humano solidario puede compartir los fines de una fundación nacida para ayudar a los pobres de los pobres. Y seguro que todos los presuntamente denunciados podrán sentirse orgullosos de haberlo procurado, en unos tiempos en que el dinero tiene que ir –sí o sí- siempre en dirección a los ricos y que se haya intentado, con dificultad, quebrar esa dinámica. Definitivamente ayudar a los más pobres no está de moda.

Y el PP, partidario de la caridad –que da lo que le sobra-, no permite la solidaridad –que es compartir lo que uno tiene-. Cabe deducir que si ese es el delito seguramente, señoría, todos los patronos de la fundación sean culpables.

Un Zoido que no es capaz de sacar adelante ninguna de sus promesas-milagro (empleo, Atarazanas, Decathlon, Torre Pelli, movilidad, privatizaciones, subidas de impuestos, de tasas y de precios públicos, etc., etc.) y aupado por renuncia del anterior a la dirección andaluza de su partido, en la que a escasos dos meses está internamente muy cuestionado, necesita un baloncito de oxígeno que, como el chicle, permita estirarlo y mantenerlo vivo contra sus adversarios políticos que vaya saliendo a la palestra cada quince días.

tvtg151112bEt voilà!. Una denuncia vistosa contra sus adversarios políticos municipales, casualmente socios en el gobierno andaluz, y, que al mismo tiempo apoyan las movilizaciones sociales, blanco y en botella, cumple con todos los requisitos.

Con pactados acompañamientos mediáticos de titulares con grandes caracteres y con el propósito de crear alarma social, se echa a correr una liebre detrás de la que todos corran y desvíen sus miradas hacia otro lado. Hacia el lado que no es.

La Fundación DeSevilla, que defendió la causa de los pobres entre los pobres, habrá sido sólo la percha oportuna de la que colgar la maniobra para la distracción. Hay más. Sacarán setas, palacios, mercas, agencias, gerencias, televisiones digitales o institutos. Hasta tesoros escondidos en los sótanos de las instalaciones deportivas van apareciendo. Todo administrado temporalmente con la habilidad y eficacia de sus máster en comunicación, verdaderos ideólogos y sustitutos de la política.

Y si de paso desprestigian la causa de la solidaridad y recuperan el estado de beneficencia que tanto añoran, mejor que mejor, de lo que salen perdiendo como víctimas colaterales los pobres de los pobres.

Sevilla, 16 de noviembre de 2012


Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



LOMCE Insumisión

Free business joomla templates