Carta al director del ABC (noviembre 2007)

Insultos y libertad de expresión

Sr. Director: Me he decidido, por primera vez y espero que no sirva de precedente, a escribir esta carta al periódico que Vd. dirige. Me mueve la imperiosa necesidad de trasmitirle mi honda preocupación por el tratamiento de la información y de la opinión, que ciertos columnistas y algunas editoriales excesivas y vejatorias dedican a mi persona.

Sobre un simple dicho que deslicé en una rueda de prensa reciente, realizado como una relajada expresión coloquial en la que preferí –yo, no el Ayuntamiento- la expresión “solsticio de invierno” a Navidad, se ha construido una falsa noticia, según la cual, el Ayuntamiento propone cambiar el nombre de estas fiestas de significado cristiano, por ese otro con referencias en no se qué oscuras y paganas celebraciones. Solo su periódico, por cierto, ha hecho esta interpretación, de entre los más de 20 profesionales que había en la mencionada rueda de prensa. A partir de esa falsedad, puesta en mi boca como propuesta verdadera, me ha dedicado su periódico portadas, editoriales, columnas y artículos de opinión, cuyos contenidos exceden, en mi opinión, los límites de la libertad de expresión.

Los que, como yo, hemos luchado por las libertades, entre ellas la de información y opinión, sabemos bien lo que valen. No estoy seguro de que algunos de los que escriben habitualmente en su periódico puedan decir lo mismo.

Soy una persona pública, cuyas decisiones políticas son y tienen que seguir siendo, objeto de análisis y críticas por parte de los medios de comunicación. Pero eso es una cosa y mentir con consciencia de que se miente, vejar, ridiculizar, descalificar e insultar gravemente, son extremos que superan el ejercicio de la libertad.

Son precisamente aquellos que, desde la impunidad y a salvo de réplicas en sus confortables columnas periódicas, desde los excesos y en nombre de la libertad de expresión, los que ponen en peligro las libertades.

Mi absoluta indefensión ante los insultos creo que justifica esta misiva, reivindicando al mismo tiempo el convencimiento de que la crítica política y la libertad de expresión son elementos indispensables para la democracia.

Pero creo que Vd. no debe tolerar en su periódico que se confunda la libertad con la mentira, la opinión con la grosería, la información con la descalificación ni la crítica con el insulto.

Antonio Rodrigo Torrijos
Primer Teniente de Alcalde
Ayuntamiento de Sevilla

 

 

Free business joomla templates