IU critica la restricción de libertades que el PP pretende imponer a través de las nuevas normas de la Casa Consistorial

El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla ha registrado sus alegaciones al proyecto de normas reguladoras de las actividades que se desarrollan enla Casa Consistorialcon objeto de mejorar un texto que, “lamentablemente, no ha sido consensuado con nadie” y que, de llevarse a la práctica, supondrá un “importante retroceso en materia de libertades y un empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores municipales”.  

Según ha explicado la portavoz adjunta de IU, Josefa Medrano, una parte sustancial de las objeciones planteadas por su fuerza política van en la línea de suprimir las “incomprensibles imposiciones” y las “absurdas prohibiciones” que el PP se ha propuesto implantar al calor de esta iniciativa, entre las cuales destaca, por ejemplo, el hecho de que se impida a los representantes políticos y a los agentes sociales “exhibir pancartas, banderas o distintivo alguno” en las reuniones de trabajo que celebren dentro del Consistorio hispalense.

“Nos parece ridículo esa obsesión del Gobierno de Zoido por coartar hasta el extremo las libertades individuales o colectivas”, ha señalado Medrano, quien ha alertado de los excesos que podrían derivarse de este precepto. “¿Es que uno no va a tener derecho ahora a colocarse un pin o una chapa con un contenido reivindicativo o a ponerse una camiseta con algún lema concreto?”, se ha preguntado. Por eso, desde IU se solicita la eliminación de este artículo (14) al completo.

Para Medrano, estas normas están impregnadas del “tufillo antidemocrático que el PP sevillano acostumbra a mostrarnos”, eso sí, “cada día con menos complejos”, ha apostillado. Así, las ha relacionado con el proyecto de Ordenanza dela Veláde Santa Ana presentado recientemente por el Gobierno local, al que IU también ha alegado, al discrepar, entre otras cuestiones, con la pretensión municipal de decretar el mismo hilo musical y tipo de decoración para todas las casetas.

Igualmente, Izquierda Unida rechaza la decisión del PP de vetar la colocación de banderas en las fachadas dela CasaConsistorialque no sean “oficiales” (de conformidad con la normativa del Estado y dela Comunidad Autónoma). La única excepción a esta regla la constituyen, curiosamente, los “reposteros” y los ornatos que suelen ubicarse en los balcones con motivo de las “solemnidades” y de determinados “acontecimientos” que no se especifican “pero que todos intuimos cuáles son”, ha aseverado Medrano.

De ahí que, frente a esta concepción “tan cerrada”, IU apueste por ampliar el espectro casuístico reflejado en este artículo (13) y, atendiendo a la diversidad y a la pluralidad socio-cultural y política existente en la capital hispalense, permitir también enla CasaConsistorialel izado puntual de enseñas o símbolos “conmemorativos y significativos para la ciudadanía”, como venía garantizándose hasta que el PP accediera ala Alcaldía.

En cuanto a la intención del Gobierno local de cobrar a los turistas una entrada por visitar el Ayuntamiento, Izquierda Unida echa en falta una mayor concreción al respecto (pues no se explica nada sobre cómo se va a aplicar esta tasa), pero, sobre todo, este grupo propone que la medida vaya acompañada de un incremento del personal adscrito a la delegación o al área que termine asumiendo esa competencia, al tratarse de un nuevo servicio. “Lo que no queremos es que ni se externalice esta tarea ni se aumente la carga laboral o se añadan más funciones de las que les corresponde a los trabajadores”, ha aclarado Medrano.

Por otro lado, la federación de izquierdas explicita en sus alegaciones su inquietud por la redacción incluida en la normativa sobre la distribución de las dependencias municipales entre los grupos políticos. Y es que el texto elaborado por el Gobierno de Zoido recoge que este tema se resolverá “al inicio de cada Corporación”, si bien “en cualquier momento, cuando las necesidades así lo determinen, podrán realizarse las modificaciones que se consideren necesarias”.

Al entender de Medrano, la ausencia de precisión en este artículo (6) abre las puertas a cualquier tipo de “abuso” por parte del Gobierno local encaminado a perjudicar la labor de fiscalización de la oposición merced a la ambigüedad normativa imperante. Por eso, IU solicita su supresión.

En definitiva, con estas alegaciones “lo que buscamos es mejorar unas normas, cuya necesidad mi fuerza política no cuestiona, aunque sí pensamos que, tal y como han sido formuladas, dejan mucho que desear y, lo que es peor, pueden facilitar en el futuro nuevos ataques del PP contra las libertades de los ciudadanos y contra los derechos de los trabajadores”, ha concluido la portavoz adjunta de IU en el Consistorio.

 

Free business joomla templates