Torrijos exige la retirada de la nueva ordenanza de ruidos del PP ante la falta de consenso ciudadano y sus negativos efectos sobre la calidad de vida de los sevillanos

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha pedido este miércoles al alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, que “aparque definitivamente su soberbia” y retire una ordenanza municipal de ruidos que, “hasta ahora, sólo ha cosechado el rechazo generalizado de la ciudadanía y de las entidades vecinales y sociales que tienen algo que decir al respecto”.

Según Torrijos, la nueva normativa que el PP se ha empeñado en imponer “sin ningún tipo de consenso” supone una “auténtica chapuza desde el principio hasta el final” y, lejos de aportar soluciones a los problemas de ruido existentes en Sevilla, “parece que los agrava”. Por eso, en su opinión, “lo mejor es que el Consistorio ponga el cronómetro a cero” y comience de nuevo la tramitación de esta ordenanza, “contando, esta vez sí, con la participación efectiva y no meramente ritual de las personas y colectivos afectados”.

En este marco, Torrijos ha anunciado que su fuerza política ha presentado un total de doce alegaciones a dicho texto, precisando que éstas se encuentran en sintonía con las denuncias que la Plataforma por el Derecho al Descanso y otras muchas asociaciones vienen planteando en relación con una norma que –ha alertado-- “protege más a quien contamina que al propio ciudadano”.

Torrijos ha explicado que son numerosas las cuestiones de esta ordenanza que IU no comparte, pero, en su opinión, “lo más grave” es que durante todo el proceso de elaboración de la misma “no se haya escuchado ni atendido la inmensa mayoría de las quejas y peticiones esgrimidas por las partes interesadas”.

A juicio del portavoz de Izquierda Unida, “algo no debe haber hecho bien el PP cuando un nutrido grupo de entidades acuden al Defensor del Pueblo Andaluz, ante la negativa de Zoido a recibirlos, y amenazan con impugnar en los tribunales una norma a la que atribuyen un sinfín de irregularidades”. “El alcalde no puede seguir ignorando esta realidad”, ha continuado Torrijos, después de subrayar que ya son más de 4.000 las  personas que han firmado contra esta ordenanza en la página web www.change.org.

Como se recordará, IU criticó en su momento que el Gobierno de Zoido encargara a una empresa externa la redacción de una nueva normativa de ruidos y obviara por completo el documento base realizado por funcionarios del Ayuntamiento durante el mandato anterior, a pesar de que éste había sido tomado como referencia de ordenanza incluso por la propia Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

Izquierda Unida tampoco ve con buenos ojos el exceso de poder que en esta norma se otorga a la Policía Local, en detrimento de la seguridad jurídica, y tilda de “despropósito” la negativa del PP a considerar a los veladores como fuentes emisoras de ruido, evitando así su necesaria y adecuada regulación.

Por todo ello, Torrijos cree que Zoido está “obligado a rectificar” y a buscar el consenso en un tema “muy sensible”, que afecta a intereses diversos y confrontados. “Nadie dice que poner de acuerdo a vecinos y hosteleros sea sencillo, pero al menos hay que intentarlo”, ha indicado el portavoz de IU, quien advierte de que hasta la fecha el PP lo único que ha conseguido en esta materia “es cabrear a todo el mundo”.

  .

 

 

    

 

 

Free business joomla templates