IU advierte que el nuevo puente previsto por el PP en La Cartuja congestionará el tráfico de Torneo y aumentará la contaminación en el casco histórico de la ciudad

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha manifestado este domingo el rechazo de su grupo municipal al nuevo puente para tráfico rodado que el Gobierno de Juan Ignacio Zoido pretende construir al sur de la Isla de la Cartuja, al tratarse de una infraestructura que “congestionará seriamente el tráfico de la calle Torneo y su entorno y, en consecuencia, traerá consigo también un deterioro de la calidad de vida de los habitantes del centro”.

En sintonía con este planteamiento, Torrijos ha desvelado que IU presentó el pasado lunes un total de seis alegaciones a la modificación puntual del PGOU que el PP promueve para poder levantar sobre la dársena del río un puente de cuatro carriles de circulación, con 280 metros de longitud y 24 de ancho, que arrancaría en las proximidades del Pabellón de la Navegación y desembocaría a la altura de la gasolinera de Torneo.

“Esta actuación nos parece un auténtico despropósito, ya que no sólo no va a solucionar ningún problema de movilidad en la zona sino que, por el contrario, los agravará aún más”. Así de contundente se ha mostrado el portavoz municipal de Izquierda Unida, quien ha explicado que las alegaciones de su fuerza política son fruto del intercambio de ideas con colectivos sociales y vecinales comprometidos con la conservación del medio ambiente y el patrimonio como Ecologistas en Acción, la Asociación Legado Expo o la AVV La Revuelta.

En este sentido, la federación de izquierdas considera que el referido puente contradice por completo las directrices y medidas recogidas en el PGOU vigente, donde, en línea con la planificación metropolitana y las normas nacionales y europeas, se aboga firmemente por moderar el acceso del vehículo privado al Centro Histórico, potenciando para ello el transporte público o el uso de medios no motorizados.

Además, IU reprocha al PP en sus alegaciones la “falta de justificación y rigor” de la que adolece en todo momento un proyecto que, incomprensiblemente, no se acompaña de ningún estudio de movilidad, ni de impacto ambiental, ni tampoco esgrime un modelo alternativo que permita dar coherencia a su propuesta.

“Nos encontramos ante un expediente que se ha elaborado deprisa y corriendo, sin reparar lo más mínimo en las afecciones que esta construcción tendrá para el río o la convivencia ciudadana”, ha argumentado Torrijos, después de subrayar la singularidad y protección de la zona donde se ubicaría el mencionado puente. Por eso, “no entendemos cómo es posible que la modificación del PGOU contemplada por el PP no incluya ningún estudio sobre el impacto en el paisaje, estando obligado a ello”, ha abundado. 

Empeoramiento de la calidad del aire

Del mismo modo, IU no oculta en sus alegaciones su preocupación ante el empeoramiento de la calidad del aire que se puede producir en el Casco Histórico como consecuencia de una infraestructura concebida fundamentalmente para facilitar el tráfico rodado de vehículos motorizados hacia el centro de la ciudad. Así, Torrijos ha recordado que la de Torneo es ya en la actualidad una de las estaciones que alerta sobre mayores niveles de contaminación atmosférica en el Área Metropolitana de Sevilla, superando sistemáticamente los límites establecidos por ley; situación que, todo hace indicar, se recrudecerá con el nuevo puente. “Pero, al parecer, esta cuestión al PP le da exactamente igual”, ha lamentado.

Para la formación de izquierdas, no está acreditado que dicha infraestructura vaya a suponer en la práctica una mejora en el tráfico que se augura con la apertura, a finales de 2014, de la Torre Pelli (el expediente no aporta ningún informe de movilidad). De ahí que desde esta fuerza política se apueste por desarrollar las actuaciones pendientes previstas en el PGOU antes de embarcarse en un proyecto de esa envergadura que, por otro lado, choca frontalmente no sólo con el propio planeamiento local, sino con el Plan de Transporte Metropolitano de la Aglomeración Urbana de Sevilla (PTM) y con el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (POTAUS). En todos ellos se insiste en la necesidad de moderar y calmar el acceso de vehículos privados al Centro Histórico, es decir, “todo lo contrario de lo que se busca con este nuevo puente en la Cartuja”, ha apostillado Torrijos.

Entre las soluciones propuestas en el PGOU que aún no se han acometido, IU destaca en sus alegaciones la extensión del Metrocentro a Plaza de Armas, la ejecución de dos pasarelas peatonales asociadas a sendos aparcamientos rotatorios (una a la altura de la calle Guadalquivir y otra vinculada precisamente a la Torre Pelli, que es la que se pretende alterar ahora) y la construcción de otros dos puentes: uno al norte del ya existente en el Alamillo, que conectaría San Jerónimo con el Camino de los Descubrimientos; y otro al norte del de la Barqueta, que enlazaría el viario principal de la Cartuja con la Ronda Intermedia Norte.  

Por último, Torrijos ha criticado la “enorme frivolidad” con la que el Gobierno de Zoido está enfocando este asunto de vital importancia para la movilidad en la ciudad. “El PP vuelve a demostrarnos que lo único que le interesa es la confrontación con la Junta de Andalucía y, para ese fin, cualquier excusa le resulta válida”, ha apuntado el portavoz de IU, quien ha concluido instando al alcalde a dejar de buscarse pretextos como éste para “seguir enmascarando su inacción y su falta de proyecto de ciudad”.

 

Free business joomla templates