IU rechaza la privatización de la zona azul y propone que Tussam asuma en su totalidad la gestión de este servicio

El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha manifestado este viernes su “total rechazo” a la intención del Gobierno de Zoido de privatizar la gestión de la zona azul y ha alertado de las negativas consecuencias que esta decisión podría suponer tanto para los trabajadores que desempeñan dicho servicio como para la calidad del mismo y el bolsillo de los propios ciudadanos.

Torrijos, que ha criticado el secretismo con que el PP se ha propuesto cambiar el modelo vigente en la explotación de la zona azul –“noticia de la que hemos vuelto a enterarnos por la prensa”, ha lamentado--, no sólo se ha posicionado en contra de abandonar por completo este servicio en manos del mercado, sino que se ha mostrado partidario de que el Ayuntamiento lo asuma íntegramente a través de Tussam.

A juicio del portavoz de IU, la nueva privatización pretendida por Zoido confirma, una vez más, el “programa oculto” del PP y su objetivo de “entregar el mayor número de competencias municipales al sector privado para que unos pocos hagan negocio”. Y es que, en su opinión, “nos hallamos en presencia de la enésima dejación de funciones” por parte del Consistorio hispalense, que ahora también renuncia a afrontar sus responsabilidades de control y supervisión en materia de regulación de aparcamientos en superficie.

En este sentido, Torrijos ha reconocido su temor ante la posibilidad de que el expediente iniciado este viernes por el Gobierno de Zoido en la Comisión de Movilidad constituya el paso previo a futuras subidas en las tarifas de la zona azul o termine de abrir la puerta a un próximo aumento de estas plazas de pago. “Y eso por no hablar del empeoramiento de las condiciones laborales o de los despidos que la privatización conllevará”, ha subrayado el portavoz de IU, tras remitirse al propio contenido del documento, donde se dice textualmente que el empresario gestionará este cometido “a su propio riesgo y ventura”.  

Frente a los planes del Gobierno municipal del PP, Izquierda Unida apuesta por la recuperación total de este servicio por parte del Ayuntamiento y, más concretamente de Tussam, que actualmente posee ya el 51% a través de la sociedad mixta Aussa. “Pensamos que dadas las circunstancias es la mejor opción”, ha recalcado Torrijos, quien ve en esta actividad una fuente de ingresos que podría contribuir positivamente al saneamiento de las cuentas y a la diversificación de los servicios de esta empresa municipal de transporte.

Finalmente, Torrijos ha precisado que la propuesta de IU sobre la zona azul no es nueva y “está en sintonía con lo que siempre hemos defendido”, esto es, el “fortalecimiento de Tussam” a fin de lograr un servicio público de más calidad y una sustancial mejoría financiera. Y ello pasa, al entender de la federación de izquierdas, por encuadrar las funciones de la actual Aussa dentro de la estructura de trabajo de la empresa municipal de transporte.   

 

Free business joomla templates