Torrijos: "La nueva normativa del PP sobre realojos temporales certifica la desaparición de las políticas sociales de vivienda en el Ayuntamiento de Sevilla"

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha lamentado este miércoles la enésima involución que el Gobierno local del PP ha consumado en la ciudad al dejar sin efecto la normativa que regulaba hasta ahora los realojos temporales para personas sin recursos en viviendas del parque social municipal y su sustitución por otro procedimiento “mucho más restrictivo y regresivo”.

Para Torrijos, los nuevos criterios que el PP ha impuesto en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo, con el voto en contra de IU, vienen a certificar la desaparición de las políticas de solidaridad que la federación de izquierdas había sostenido durante su etapa de gobierno en Sevilla a través del Parque Social de Vivienda y la Oficina de Atención al Inquilino en Situación de Abuso (Otainsa), instrumentos que, como es sabido, fueron eliminados por Zoido nada más comenzar el presente mandato.

Según ha indicado Torrijos, los inquilinos de una vivienda no tienen por qué asumir el coste de un realojo provocado por la realización de obras de seguridad y conservación en su edificio, siempre y cuando haya sido la Gerencia de Urbanismo la que ordene a los propietarios la correspondiente orden de ejecución. De ahí que “nuestra fuerza política se oponga firmemente a cobrar una renta mínima de 100 euros al mes a personas que, en la mayoría de los casos, son víctimas de asustaviejas y cuyo nivel de ingresos es ya de por sí bastante limitado”, ha explicado el portavoz de IU.

“Volvemos a constatar la insensibilidad del Gobierno de Zoido con los más débiles”, ha aseverado Torrijos, quien ha denunciado, además, el endurecimiento de los requisitos que, a partir de ahora, han de cumplirse para acogerse a estos realojos temporales: “Se añaden nuevas trabas relacionadas con la titularidad de los contratos de alquiler y con los ingresos familiares. Y lo que es aún más sangrante: se establece un veto claramente discriminatorio a personas con dificultades de integración social y cultural”, ha subrayado.

“¿Cómo es posible que el Ayuntamiento de Sevilla, en un contexto de emergencia habitacional como el actual, en vez de incrementar sus actuaciones para hacer frente al problema de la vivienda, se dedique, sin embargo, a recortarlas en perjuicio de los más desfavorecidos?”, se ha preguntado Torrijos.

Finalmente, el portavoz de IU ha enmarcado “este último paso” dentro de una hoja de ruta más amplia del PP que, según ha precisado, tiene como objetivo desmantelar cuanto antes las políticas locales de vivienda en la capital hispalense. Y es que, en su opinión, esta medida no constituye un hecho aislado, sino que se suma a “una cadena de despropósitos anteriores” del Gobierno de Zoido, entre los que ha destacado la paralización del plan municipal de vivienda, la suspensión de las condiciones de adjudicación de los pisos sociales, la renuncia a construir ni una sola de las 1000 VPO prometidas al año o su negativa a adaptar los alquileres de Emvisesa a las circunstancias económicas actuales.

 

Free business joomla templates