Sevilla despide a Hugo Chávez con una ofrenda floral ante la estatua de Simón Bolívar

El aguacero que este viernes cayó con suma virulencia sobre la capital hispalense no pudo con las ganas de los muchos sevillanos y sevillanas que, a pesar de la desapacible y lluviosa jornada, quisieron rendir su particular tributo al comandante Hugo Chávez Frías con motivo de su fallecimiento.

La estatua del libertador Simón Bolívar, ubicada en el Paseo de Las Delicias, fue el lugar escogido por la Plataforma de Solidaridad con América Latina para despedir a este gran revolucionario, que cambió el rumbo del continente suramericano, logrando convertirse en la inspiración y en la esperanza de los pueblos del mundo que luchan por su emancipación y el internacionalismo.

Sentimientos de dolor, admiración y profundo respeto se mezclaban entre los rostros de quienes no dudaron en desafiar al mal tiempo y acercarse a la glorieta de Buenos Aires para homenajear a este insigne antimperialista y expresar su apoyo tanto al pueblo venezolano como a su revolución.

Cabe destacar la participación en esta concentración de los concejales de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos y Josefa Medrano, así como la del secretario provincial del PCA, Carlos Vázquez.

El cónsul de la República de Cuba, Ulises Arranz, tampoco faltó a esta cita en la que, además, se hicieron visibles diversas organizaciones y colectivos vinculados al continente latinoamericano como, por ejemplo, la Asociación de Amistad con Cuba Bartolomé de las Casas o la Tocororo.

El acto comenzó con el Himno Nacional de Venezuela y su momentoacto chvez2 más emotivo se produjo durante la ofrenda floral llevada a cabo ante la estatua de Bolívar. Con anterioridad, se recitó un poema dedicado al comandante y se procedió a la lectura de un manifiesto que corrió a cargo del portavoz de la Plataforma de Solidaridad con América Latina, Jaime Cedano.

El activista colombiano puso voz al dolor de los allí congregados por la muerte del presidente venezolano y mostró el respaldo de los presentes a un proceso “imparable” como el bolivariano, centrado en la defensa de la clase trabajadora y de los sectores populares que, según proclamó, “continúa vivo y en lucha” por la construcción del socialismo.

Porque ese hombre tan vital, que movió cielo y tierra para dar dignidad a las personas más humildes y transformar las condiciones de vida y de trabajo de las mayorías sociales, ya se hizo pueblo. Su ejemplo nos conducirá en las próximas batallas, pues, como dijo ayer Rafael Correa, presidente de Ecuador, “se fue un revolucionario pero quedaron millones”.

Free business joomla templates