Sevilla defiende en la calle el Estatuto andaluz y clama contra los recortes de la Troika

Miles de sevillanos y sevillanas salieron a la calle este jueves con motivo del 28 de febrero, Día de Andalucía, para participar en la manifestación convocada por la plataforma Compromiso Social para el Progreso --que aglutina a 30 entidades de consumidores, vecinos, autónomos o pymes y a los sindicatos mayoritarios-- con el propósito de reivindicar los derechos recogidos en el Estatuto de Autonomía de la comunidad y la creación de empleo frente a las políticas económicas de recortes que se vienen aplicando actualmente.

Según las cifras facilitadas por CCOO-A y UGT-A, la de Sevilla, con unas 10.000 personas, fue la movilización más numerosa de todas las desarrolladas en las distintas capitales andaluzas al calor de esta efeméride. Y a ella se sumó activamente tanto Izquierda Unida como el PCA con sus principales responsables a la cabeza, además de con cortejo y lema propios.

La federación de izquierdas estuvo representada al más alto nivel por su coordinador general andaluz y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, quien acompañó a los secretarios generales de los sindicatos CCOO-A y UGT-A, Francisco Carbonero y Manuel Pastrana, en los primeros puestos de la manifestación.

Junto al también consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales marcharon, además, los titulares de las carteras de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, y Fomento y Vivienda, Elena Cortés, así como el vicepresidente primero del Parlamento andaluz, Ignacio García, 28-f consejerosel eurodiputado Willy Meyer, y el portavoz municipal en la capital hispalense, Antonio Rodrigo Torrijos, entre otros dirigentes y cargos públicos de la organización.

Un poco más atrás, centenares de militantes comunistas y de izquierdas se integraban dentro del animado y combativo cortejo conformado por IU y el PCA, tras una pancarta en la que se podía leer: Andalucía, por el empleo, contra la corrupción y por su dignidad como pueblo.

Allí, entre los manifestantes se encontraban también la diputada autonómica por Sevilla, Marina Segura; los coordinadores provincial y local, Manuel Gutiérrez Arregui y José Manuel García; la delegada territorial de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Granada Santos; la concejal en el Ayuntamiento hispalense, Josefa Medrano; además de los secretarios políticos del PCA en la provincia y en la ciudad, Juan de Dios Villanueva y Carlos Vázquez respectivamente.

En palabras de Valderas, “Izquierda Unida, como siempre, está con los andaluces en la calle, haciendo posible ganar el futuro y siendo más fuertes”. En este sentido, el coordinador general de IULV-CA se mostró convencido de que, tras las manifestaciones de este jueves, “Andalucía se hará respetar más ante las políticas que no comparte”, y que él concretó en lo que denominó “las siete plagas del Gobierno de Rajoy”, en referencia a las “siete reformas” que 28-f cortejo IUel Ejecutivo central ha promovido desde su constitución: laboral, financiera, sanitaria, educativa, judicial y de la Administración local, junto a la privatización de servicios públicos. Medidas e iniciativas que, según remachó, se han transformado en “dolor y sufrimiento para nuestro pueblo”.

Por su parte, el coordinador local de IU en Sevilla, José Manuel García, evocó las marchas del 4 de Diciembre de 1977 y del 28 de Febrero de 1980, cuando “los andaluces salimos a las calles para reivindicar la autonomía y la igualdad de nuestra comunidad con el resto de España, desde sus diferencias”. “Hoy –dijo- de nuevo volvemos a manifestarnos para luchar por todos esos derechos básicos, como el trabajo, la salud, la educación y la vivienda, que nos quieren arrebatar. Y seguiremos haciéndolo las veces que sean necesarias”, apostilló.

Igualmente, José Manuel García se congratuló de que, junto a las miles de banderas andaluzas, la enseña tricolor fuera también la gran protagonista de esta jornada. Un hecho que, en su opinión, visualiza claramente cómo el ciclo político y económico que nació con la Transición a finales de los 70, signado por la “monarquía bipartidista” y el “capitalismo especulativo”, se halla ya agotado y debe ser superado cuanto antes por “un proceso constituyente que nos lleve a una democracia real en el marco de una III República”.  

Por otro lado, la marcha de Sevilla dedicó una atención especial a los diversos conflictos laborales que se han desencadenado en las últimas semanas en la provincia28-f roca y que amenazan los puestos de trabajo de cientos de empleados de empresas como Roca, Danone, Cargill o Santa Bárbara, algunos de los cuales se unieron a la marcha con sus propias pancartas.

Al término de la manifestación, los líderes sindicales Manuel Pastrana (UGT) y Francisco Carbonero (CCOO) destacaron que convertir el 28-F en un día de reivindicación, más allá de la celebración institucional, “ya es un cambio importante”. Asimismo, anunciaron que la protesta de este jueves es sólo el inicio de una campaña continua de movilizaciones para conseguir, desde la calle, que el Gobierno central rectifique su política económica y de recortes, pero también para pedir a la Junta “más coraje” a la hora de plantar cara a Madrid y frenar la pérdida de derechos sociales con planes de empleo y de estímulo que demuestren otra forma de afrontar la crisis.

Free business joomla templates