IU denuncia la reducción de personal y el deterioro de las condiciones laborales en la plantilla de ayuda a domicilio

La portavoz adjunta de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, ha culpado este martes al Gobierno local del PP del empeoramiento de las condiciones laborales que está sufriendo la plantilla de ayuda a domicilio del Consistorio hispalense, dependiente de la empresa Clece, y ha exigido a la delegada de Asuntos Sociales, Dolores de Pablo-Blanco, su intervención inmediata para solucionar una problemática que “repercute negativamente en la prestación de este servicio tan esencial”.  

Medrano ha realizado estas declaraciones después de mantener una reunión con el comité de empresa y con los responsables de Sanidad del sindicato CCOO al objeto de conocer de primera mano la situación por la que atraviesa este colectivo integrado por 1.700 trabajadores, de los cuales el 99 por ciento son mujeres. Al término de este encuentro, la concejal de IU ha expresado su preocupación por la reducción del personal emprendida por la nueva concesionaria del servicio que, según denuncia la plantilla, pretende desligarse del convenio provincial del sector para acogerse directamente al estatal, lo que implicaría una considerable rebaja de sus salarios de hasta un 25%.

Al hilo de esto, la edil de la federación de izquierdas ha advertido de la eliminación de una veintena de puestos de trabajo entre coordinadores, ayudantes de coordinación y personal técnico-administrativo, además de un aumento de la jornada laboral que no ha sido negociado ni consensuado con el comité. La adopción de estas medidas –ha alertado— “supondrá una merma importante en la atención especializada que en la actualidad reciben más de 3.200 personas mayores y dependientes en la ciudad”.

“En Izquierda Unida ya avisamos lo que podía suceder”, ha aseverado Medrano, tras referirse al pliego de condiciones elaborado por el PP para adjudicar este servicio, un documento en el que “se abría la puerta a una mayor precarización de este colectivo, como estamos comprobando ahora”, al ampliarse sustancialmente la ratio de usuarios por cada coordinador, que pasa de 130 a 170.

“Si a esto añadimos que el Ayuntamiento ha primado la oferta económica frente a cualquier otro tipo de criterio, hasta el punto de aceptar una bajada cuasi temeraria del 6% con respecto a la licitación de partida, nos encontramos con este lamentable panorama”, ha apostillado la concejal de IU. Y es que, según ha precisado, “estamos hablando de un ahorro cercano a los 2 millones de euros que, seguramente, la empresa va a procurar cobrarse atornillando, más si cabe, las condiciones laborales de la plantilla mediante bajadas de salarios, la no subrogación de profesionales, etcétera”.

Así las cosas, Medrano ha instado a Dolores de Pablo-Blanco a “no mirar más para otro lado” y le ha exigido que se implique de lleno en la resolución de “este conflicto en ciernes”. “El Gobierno municipal no puede seguir desentendiéndose de este asunto, alegando que se trata de un problema exclusivo entre empresa y trabajadores”, ha manifestado la concejal de IU, quien ha recordado que el Ayuntamiento es el titular del servicio y, en consecuencia, el responsable de lo que le ocurra a sus trabajadoras y usuarios.

Por último, Medrano ha reiterado el “apoyo incondicional” de IU a la plantilla de ayuda a domicilio, destacando “la dura labor” que estas trabajadoras desempeñan y la “enorme paciencia” que están demostrando ante los continuos incumplimientos protagonizados, primero, por Claros y, ahora, por Clece.

Free business joomla templates