Adelante exige inversiones en la Imprenta municipal para garantizar la seguridad de la plantilla y poner en marcha una impresora de 300.000 € embalada desde hace un año

Adelante exige al gobierno municipal que cubra las bajas de larga duración que afectan a la Imprenta y que se adapte la RPT a sus necesidades reales con la convocatoria de nuevas bolsas de empleo

Daniel González Rojas, acompañado por la sección sindical del CSIF en el Ayuntamiento de Sevilla, ha visitado la Imprenta municipal para comprobar que “pese a la gran labor que realiza este servicio, al dinero que ahorra al Ayuntamiento y a la alta cualificación de sus trabajadores, recibe muy poco cariño por parte del gobierno municipal”. El portavoz adjunto de Adelante ha criticado que, a pesar de que en la Imprenta municipal deberían trabajar 25 empleados públicos, “en la actualidad solo cuenta con 12 trabajadores, de los cuáles 3 están en situación de baja de larga duración que no se están cubriendo, a pesar de que la Ley lo permite”.

“La situación es tan absurda”, explica González Rojas, “que una máquina que ha costado a las arcas públicas más de 300.000 euros, lleva más de un año embalada porque la falta de infraestructuras, de personal y los peligrosos fallos de la instalación eléctrica lo impiden”. Se trata de “un auténtico despropósito”, señala el edil, “porque durante los últimos años se ha invertido mucho dinero en acondicionar esta nave y en adquirir esta máquina impresora que, sin embargo, lleva un año embalada porque faltan inversiones menores como, por ejemplo, reparar una instalación eléctrica que pone en peligro a los propios empleados municipales”. En este sentido, González Rojas señala que “si la instalación eléctrica falla, tal y como Endesa ya ha advertido al Ayuntamiento, la Imprenta municipal se puede convertir en una auténtica ratonera para sus trabajadores y trabajadoras”.

El portavoz adjunto de Adelante señala que “la Imprenta municipal es otro claro ejemplo de cómo la mala gestión de este gobierno municipal está poniendo en peligro los servicios públicos de nuestra ciudad”, quien explica que “a veces es porque Recursos Humanos no cubre las bajas de larga duración de los empleados públicos y otras veces es porque el área encargada del mantenimiento de los edificios municipales no hace debidamente su trabajo”, pero “la realidad es que las cosas no se están haciendo bien y que no tiene ningún sentido que una máquina impresora, que ha costado  más de 300.000 euros, siga embalada un año después porque este gobierno no es capaz de hacer su trabajo”.

Daniel González Rojas, en este sentido, ha apuntado que “Adelante siempre va a estar al lado de los trabajadores y trabajadoras en la defensa de unos servicios públicos de calidad y este gobierno municipal debe saber que si quiere contar con nuestro apoyo institucional tiene que esforzarse y mucho por hacer las cosas mejor”.

banner-AS-IU

banner-tvtg

xii-asamblea-iu

whatshap

Campania-Donaciones-web 2019

Free business joomla templates