IU y Participa reclaman una inversión mínima del 5% del PIB en educación pública

“Blindar la educación pública en nuestra tierra”. Eso es lo que se proponen los grupos municipales de Izquierda Unida y Participa Sevilla con la moción conjunta que llevarán al próximo Pleno del Ayuntamiento para instar al Gobierno de la Junta de Andalucía a modificar la Ley de Educación autonómica, incluyéndole un artículo por el que se garantice un gasto mínimo del 5% del PIB en la educación pública.

Ambas formaciones defienden la necesidad de establecer una suerte de “cláusula suelo” o de mínimo presupuestario para proteger a los colegios públicos andaluces de “las oleadas de recortes que podrían seguir llegando” y para lograr una considerable mejoría en materia de personal, infraestructuras y calidad educativa.

Según se recoge en la moción, este blindaje se traduciría en un incremento de la inversión educativa en Andalucía y posibilitaría, entre otras cosas, “la recuperación de empleo público, bajada de ratios, mejora de la atención de los niños y niñas con más dificultades, dotación de monitores y monitoras de educación infantil en los centros, renovación de equipamientos TIC o de las infraestructuras que están obsoletas, etcétera”.

Igualmente, “esta medida supondría una especie de dique de contención ante cualquier intento de recorte en el futuro”, según afirman desde ambas organizaciones, que recuerdan cómo la educación pública se ha visto seriamente perjudicada en los últimos años a causa del progresivo descenso de la inversión aportada por los gobiernos de Susana Díaz (PSOE) y de Mariano Rajoy (PP).

Estos recortes, subrayan IU y Participa, han traído consigo “masificación en las aulas, pérdida de puestos de trabajo y de líneas educativas encierro profesores ayto4así como el deterioro físico y hasta el cierre de centros”. Asimismo, el aumento de la ratio profesorado-alumnado está conllevando, según denuncian, una evidente bajada de la calidad educativa.

Lo que se esconde detrás de este proceso de desmantelamiento de la educación pública es allanar el terreno para su progresiva privatización, algo a los que IU y Participa se oponen frontalmente.

Ambas formaciones apuestan por una educación que garantice el acceso universal e igualitario y cuyo objetivo central no sea el beneficio económico sino la prestación del servicio.

“Si no logramos fijar este gasto mínimo del 5%, seguiremos poniendo en serio peligro la enseñanza pública en Andalucía”, advierten ambos grupos políticos, que esperan que el Pleno del Ayuntamiento esté a la altura de las circunstancias y respalde esta importante reivindicación del Movimiento Andaluz por la Educación Pública (MAEP).

 

 

Free business joomla templates