IU alerta del “mal estado generalizado” de los campos de césped de las instalaciones deportivas privatizadas, algo que no le ocurre a los de gestión pública

La portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Eva Oliva, ha alertado este martes del “mal estado” que presentan la mayoría de los campos de fútbol de césped artificial ubicados en instalaciones deportivas privatizadas, algo que contrasta con el “aceptable nivel de mantenimiento” en que se encuentran aquellos que se localizan en centros gestionados directamente por el Instituto Municipal de Deportes (IMD).

Tras visitar varias instalaciones, donde ha constatado esta realidad, Oliva ha denunciado que esto es reconocido incluso por el propio gobierno de Juan Espadas (PSOE) en el último informe técnico del IMD remitido a los grupos de la oposición. Un documento donde se pone de manifiesto que los campos de césped artificial de los equipamientos gestionados mediante concesiones administrativas “no están, por lo general, en condiciones aptas para la práctica deportiva, al no haberse realizado el mantenimiento preventivo preceptivo”.

Por el contrario, los campos de los centros gestionados directamente por el IMD se hallan en “buen estado”, dentro de los parámetros de funcionalidad deportiva, a pesar de los años que acumulan y del uso permanente que reciben. Y esto, según Oliva, es debido principalmente a que son mantenidos por personal público y a que en ellos el IMD sigue ejecutando las operaciones de conservación que IU implantó cuando estuvo al frente del instituto.   

Para Oliva, esta situación “vuelve a evidenciar el fracaso del modelo privatizador deportivo que el PP impuso en el mandato anterior y que el PSOE ha continuado sin rechistar”. Asimismo, la edil de IU ha recordado que su formación ya avisó, en reiteradas ocasiones, de las dificultades que muchas entidades tendrían para garantizar el  buen estado de las instalaciones adjudicadas, al no disponer de medios ni de personal cualificado para efectuar los trabajos necesarios.   

Dejación de funciones de Zoido y Espadas

“De aquellos barros vienen estos lodos”, ha subrayado Oliva, quien lamenta además que, debido a esta “dejación de  funciones” de Zoido y Espadas, ahora esté en peligro la fuerte inversión pública llevada a cabo por el IMD, bajo la dirección de IU, entre 2009 y 2011; dos años en los que la ciudad pasó de tener 1 a 24 campos de fútbol de césped artificial de última generación, distribuidos por los barrios, en lo que se conoció como la llamada “revolución verde”.

En concreto, IU advierte de que, dentro de los campos gestionados por concesión administrativa, habría una decena carabela2que se podrían recuperar parcialmente mediante un mantenimiento correctivo adecuado. Sin embargo, otros seis presentan en estos momentos “una situación técnica extrema” al arrastrar numerosas y graves deficiencias: superficie de juego extremadamente dura, falta de relleno de caucho, roturas en diversas zonas del tapiz, despegado de juntas de unión entre planchas, alto grado de desfibrilación de las mono fibras, líneas de marcaje despegadas, etcétera.

Según Oliva, “desde el principio se sabía que muchas entidades deportivas no podrían asumir los gastos derivados del mantenimiento de estos campos”. Pero ello no ha impedido que el PP, primero, y el PSOE, después, apostaran por una “nefasta política”, basada en la privatización de estos espacios y en la introducción de criterios de rentabilidad empresarial, que está ahogando a muchos clubes y provocando un deterioro importante de las instalaciones del IMD.

Llegados a este punto, a juicio de Oliva, lo que tiene que hacer el gobierno de Espadas es “no empeñarse más en transitar caminos fracasados” y empezar a cumplir la moción aprobada en Pleno a principios de este mandato, a propuesta de IU, para que el IMD aborde, de una vez, un proceso de participación y negociación con las entidades sin ánimo de lucro al objeto de consensuar un acuerdo sobre la gestión de las instalaciones básicas municipales.  

En aquella moción también se contemplaba la anulación del modelo privatizador del PP y su sustitución por un sistema de participación y responsabilidad compartida con las entidades y los clubes de las zonas donde se encuentran las instalaciones. “Pero dos años después, el PSOE no ha dado ni un solo paso en esa dirección, sino todo lo contrario”.

Free business joomla templates