Torrijos espera que la Junta no facilite el cierre de la estación del Prado

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha manifestado este jueves su esperanza de que la Junta de Andalucía no facilite el traslado de las líneas de autobuses que hasta ahora entran y salen de la estación del Prado de San Sebastián a la de Plaza de Armas. Así lo ha señalado el concejal de IU, tras confirmarse que el Gobierno local del PP sigue adelante con este empeño e incluso pretende cerrar las primeras instalaciones el próximo 1 de enero.

Para Torrijos, la decisión del Consistorio hispalense constituye un “auténtico disparate” en tanto que no ha sido consensuada ni con la Administración autonómica ni con los negocios y pequeñas empresas del entorno, ni se sustenta en ningún estudio serio y riguroso que aborde en profundidad la viabilidad de estos cambios. Además, advierte de que la operación prevista por el PP conllevará importantes perjuicios a los usuarios y traerá consigo caos y colapso de tráfico. Por eso, considera que la Consejería de Fomento y Vivienda “no debería consentir semejante atentado contra la movilidad en la ciudad”.

Torrijos ha asegurado compartir al cien por cien la posición mantenida hasta la fecha por el viceconsejero de Fomento, José Antonio García Cebrián, quien a finales del mes pasado se pronunció al respecto tildando de “error” la intención del Ayuntamiento de clausurar la estación del Prado, al ser un punto de origen y destino de muchas personas del área metropolitana, de la provincia y de otros lugares de Andalucía. Igualmente, sostuvo que la Junta de Andalucía sería “garante de la seguridad y movilidad de estos usuarios”, mientras el Ayuntamiento no les ofrezca una alternativa digna.

En este sentido, el portavoz municipal de IU se ha mostrado convencido de que la Consejería de Fomento y Vivienda “actuará con coherencia y sentido común” en este asunto y, por ende, “hará todo lo que esté en su mano para evitar que se consuma la barbaridad proyectada por el Gobierno de Zoido”.

Así las cosas, Torrijos se ha referido a la proposición no de ley aprobada este mes en la Comisión de Fomento del Parlamento andaluz, “promovida por nuestra fuerza política”, en la que se instaba a la Junta a “no autorizar” el uso de la estación de autobuses de Plaza de Armas a las líneas que lo soliciten como consecuencia del proceso de cierre de la actividad en las instalaciones del Prado. Y, al mismo tiempo, ha recordado que acuerdos similares han salido adelante también en el Pleno de la Diputación de Sevilla y en el de otros municipios de la provincia perjudicados por esta cuestión.

Al hilo de esto, Torrijos ha querido dejar claro que el rechazo de Izquierda Unida al traslado de los servicios del Prado a Plaza de Armas “no responde a un capricho”, sino que está en sintonía con el sentir y con la preocupación de muchas personas afectadas por esta medida. Así, ha precisado que sólo en Sevilla capital se han recogido ya cerca de 5.000 firmas en contra de la desaparición de una estación estratégica que, como es sabido, conecta de forma diaria la capital con 150 pueblos de la provincia, además de con Cádiz, Córdoba, Málaga, Extremadura y ciudades de Portugal como Lisboa u Oporto.

Según Torrijos, por mucho que el Gobierno municipal “se empecine en minimizar el impacto de esta decisión”, basta comprobar la ralentización que ya sufre el tráfico por el Paseo Colón, sobre todo, tras la restitución de varias líneas de Tussam al Centro y a San Jerónimo, para hacerse una idea de lo que puede significar el cruce diario por ese punto de 130 autobuses en dirección hacia la Plaza de Armas. De modo que “la masificación y la saturación están garantizadas”, ha aseverado.

Por todo ello, Torrijos ha abogado por seguir intensificando la presión ciudadana y política, desde todos los frentes posibles, para que el Ayuntamiento de Sevilla no termine cometiendo “la osadía de sacrificar una estación histórica e idónea para la movilidad de la ciudad”, al encontrarse emplazada en un espacio estratégico irremplazable, donde convergen los autobuses urbanos e interurbanos, el tranvía y la línea 1 del Metro, condiciones que no reúne, ni por asomo, el entorno dela Plazade Armas.

 

Free business joomla templates