IU y Participa denuncian que las instalaciones de la UTS de Nervión llevan siete meses cerradas y alertan de un grave deterioro en el servicio

Izquierda Unida y Participa Sevilla han denunciado este domingo que el edificio de la Unidad de Trabajo Social (UTS) de Nervión lleva ya “más de siete meses cerrado”, desde que se cayera parte del techo, y han criticado al unísono el desinterés mostrado hasta ahora por el gobierno de Juan Espadas (PSOE) para solucionar un problema que está afectando gravemente a las condiciones laborales de sus trabajadoras y al servicio que éstas prestan a la ciudadanía.

En un comunicado conjunto, ambas formaciones recuerdan que, ante el mal estado en que se encontraba el inmueble de la UTS de Nervión, el Ayuntamiento decidió en noviembre pasado reubicar provisionalmente a su personal en instalaciones municipales de San Pablo-Santa Justa, donde ya operaban las UTS de este distrito, algo que está “saturando aún más” este servicio y deteriorando la atención que allí se ofrece.

El portavoz de IU, Daniel González Rojas, y la concejala de Participa, Cristina Honorato, han alertado de esta situación después de visitar los centros y de reunirse con trabajadoras de la UTS de Nervión y con representantes de los sindicatos CGT, CSIF y SAF. En este encuentro, los ediles de ambos grupos políticos han conocido de cerca las “lamentables condiciones” en que estas profesionales se ven obligadas a atender a la población debido a la falta de espacios y a la masificación derivada de la unificación de ambas unidades.

Aumentan las listas de espera

Tanto IU como Participa denuncian que “las listas de espera han aumentado considerablemente” a raíz de esta improvisada reorganización y de la falta de personal existente, pues el gobierno del PSOE se niega a cubrir las bajas. No en vano, en la actualidad las citas que se están dando se UTS-Nervion2posponen ya hasta el mes de agosto.

Asimismo, los dos grupos municipales advierten del “trastorno” que supone para muchos vecinos y vecinas de Nervión tener que desplazarse hasta San Pablo para recibir atención. “No hay que olvidar que estamos hablando de una población muy vulnerable y con escasos recursos, entre las que hay personas mayores enfermas o con movilidad reducida que sólo pueden llegar hasta allí en taxi”, remarcan ambas fuerzas políticas en su comunicado.    

Desde IU y Participa dudan, además, de que exista un informe de prevención de riesgos laborales sobre los puestos que ahora ocupan las trabajadoras de la UTS de Nervión y cuestionan que el Ayuntamiento haya estudiado la habitabilidad de las nuevas instalaciones.

Colapso en la atención y expedientes por los suelos

Y es que, según recalcan, es tal el “colapso” y “hacinamiento” que las profesionales tienen que atender a las familias, muchas veces, en el salón de actos o en la propia biblioteca del centro. “Y eso por no hablar de los miles de expedientes, con información confidencial de los usuarios, que permanecen apilados en cajas en los pasillos del centro, a la vista de todo el mundo y sin ningún tipo de protección”, algo que califican de “escandaloso y surrealista”.  

Según aseguran IU y Participa, las trabajadoras de este servicio se sienten “abandonadas” y “maltratadas” por el gobierno del PSOE y lamentan que, sietes meses después del cierre de la UTS de Nervión, ni Juan Espadas ni el delegado de Empleo y Bienestar Social, Juan Manuel Flores, hayan accedido aún a reunirse con ellas y sigan sin mostrar un mínimo interés por encontrar una ubicación digna a esta plantilla.

“Si este es el giro social de Espadas, apaga y vámonos”

“Nos parece alucinante, además, que desde el Ayuntamiento se les pida a las profesionales que sean ellas las que busquen el espacio más idóneo para este UTS-Nervion3dispositivo y las que comparen precios de alquiler, cuando ese no es ni mucho menos el cometido de una plantilla que en estos momentos no da abasto para atender a las familias en situación de emergencia social que llegan a las UTS”, apostillan IU y Participa.

“Si este es el giro social que Espadas asegura haber logrado en la ciudad durante los dos primeros años de su gobierno, apaga y vámonos”, subrayan estos dos grupos políticos, que instan al alcalde a “dejar de marcarse faroles” y a tomar las medidas necesarias y urgentes para dotar de un espacio digno a la UTS de Nervión y llevar a cabo el prometido refuerzo del personal de este servicio.

 

 

Free business joomla templates