IU y Participa Sevilla vuelven a exigir la dimisión de Cabrera tras el último violento desalojo policial en el Ayuntamiento

Esta mañana, tras una protesta pacífica celebrada en las escaleras del Ayuntamiento por parte de ex trabajadores eventuales de Lipasam para exigir al alcalde, Juan Espadas, que cumpla los acuerdos aprobados en el Pleno municipal en relación con este colectivo, se ha producido un nuevo y violento desalojo policial.

Varios concejales y personal técnico de Izquierda Unida y Participa Sevilla, junto a los ex trabajadores de Lipasam, han sido expulsados del Consistorio cuando pretendían mantener una reunión de trabajo en dependencias municipales. Un desproporcionado dispositivo policial les ha impedido el paso y les ha echado literalmente del Ayuntamiento, empleando para ello una brutalidad tan inapropiada como inadmisible.

Durante la actuación policial, ordenada por el delegado municipal de Seguridad, Juan Carlos Cabrera,  los concejales y trabajadores han sido agredidos y arrollados por los agentes, que en algún momento del desalojo han llegado incluso a emplear sus porras y se han negado a identificarse cuando se les ha requerido.

Nos parece intolerable e injustificable esta nueva y desmedida intervención policial llevada a cabo dentro de la Casa Consistorial sin ningún motivo y que se ha saldado con varias personas heridas y contusionadas. Aún no damos crédito a lo sucedido. En cuestión de minutos, concejales y trabajadores han sido expulsados del Ayuntamiento a patadas y a empujones, como si fueran delincuentes.

El delegado de Seguridad no puede impedir que los miembros de dos grupos municipales se reúnan con un colectivo en lucha y mucho menos mandar a la Policía a arremeter de manera violenta contra concejales y trabajadores. Lo ocurrido este jueves ha sido un atropello en toda regla digno de un estado policial que no puede quedar impune.

Es la segunda vez en menos de una semana que Sevilla es noticia por un desalojo policial perpetrado con violencia dentro del Ayuntamiento. desalojo6Ocurrió el pasado miércoles con los profesores interinos de los conservatorios y hoy con los ex trabajadores eventuales de Lipasam. En ambos casos, los agentes han utilizado la fuerza bruta para reprimir protestas de colectivos que reivindicaban legítima y pacíficamente sus derechos laborales.

Entendemos que Juan Carlos Cabrera no puede continuar ni un minuto más al frente del Área de Seguridad. Por ello, volvemos a exigir su dimisión inmediata y, si esta no se produce, instamos al alcalde, Juan Espadas, a que lo cese cuanto antes por higiene democrática. Si no lo hace será el máximo responsable de los sucesos acontecidos y tendrá que responder políticamente por ellos.

Anunciamos también que hemos solicitado las grabaciones de las cámaras se seguridad que hay instaladas en el interior del Ayuntamiento para poder analizar exhaustivamente cómo se ha desarrollado el desalojo policial y actuar en consecuencia. Además, ante la vulneración de los derechos fundamentales que han sufrido nuestros cargos públicos y compañeros por parte del Ayuntamiento, nos hemos visto en la obligación de poner en conocimiento del juzgado de guardia lo sucedido y no descartamos adoptar próximamente otro tipo de medidas legales.

El Ayuntamiento de Sevilla no puede ser un lugar de represión policial, donde se agreda constantemente a los representantes elegidos por el pueblo y a colectivos que luchan pacíficamente por sus derechos.

Free business joomla templates