IU exige información sobre el grado de ejecución y coste de todos los proyectos del Plan Decide

Izquierda Unida ha registrado una batería de preguntas en el Ayuntamiento de Sevilla con las que se propone conocer qué ha sido de cada una de las actuaciones aprobadas en las Juntas Municipales de Distrito durante el año pasado, en el marco del denominado Plan Decide.

Según ha indicado el portavoz de IU en el Consistorio, Daniel González Rojas, “nos hemos visto obligados a solicitar formalmente esta información a la vista de la opacidad reinante en torno a este programa que el alcalde, Juan Espadas, nos vendió en su día como la panacea en materia de participación ciudadana”.

Entrando al detalle, Izquierda Unida interroga al gobierno del PSOE por el número total de las actuaciones aprobadas en cada distrito y pide concreción sobre las obras que se han terminado y sobre las cuantías a las que éstas habrían ascendido finalmente. Del mismo modo, pregunta por los trabajos que aún no han concluido aún y por los motivos que estarían detrás de tales retrasos.

Según ha denunciado Rojas, la “falta de información municipal” en relación con el Plan Decide es a estas alturas “escandalosa” y da cuenta de cuál es la verdadera apuesta del gobierno de Espadas por la transparencia. “Lo poco que sabemos sobre estos proyectos nos llega a través de los vecinos que, dicho sea de paso, están bastante insatisfechos con el resultado de este programa”, ha apostillado.

Y es que, al parecer, muchos de los proyectos del Plan Decide que fueron votados en las juntas de distrito “han sido descartados a posteriori por el gobierno municipal, sin dar explicaciones, o tardan mucho en ejecutarse, o se han visto reducidos a su mínima expresión en base a supuestos criterios técnicos o presupuestarios”. En su opinión, “esto es lo que pasa cuando se renuncia a la rendición de cuentas y al seguimiento de las políticas que se acuerdan en la institución”.

Según ha recordado Rojas, IU ya advirtió el año pasado que este plan, tal y como se había concebido, no cumplía “ni por asomo” con los requisitos mínimos exigibles en cualquier proceso de presupuestos participativos, ya que ni era universal, ni estaba autorreglamentado por los vecinos, ni contemplaba un sistema de control o un plan de evaluación final. “De ahí que no nos extrañe ahora la frustración y el malestar generado en los barrios a cuenta de las limitaciones de este programa”, ha remarcado.

A juicio de González Rojas, ha quedado “más que demostrado” que el Plan Decide es “un parche que en modo alguno responde a las demandas de participación ciudadana de la sociedad actual”.

 

Free business joomla templates