IU propondrá en el Pleno que los vecinos decidan el diseño de las obras previstas en su entorno

Izquierda Unida defenderá en el próximo Pleno del Ayuntamiento una moción con la que busca que los vecinos puedan decidir sobre las inversiones y actuaciones urbanísticas previstas en sus barrios y hacer también el correspondiente seguimiento y fiscalización de las obras.   

Según ha explicado el portavoz municipal de IU, Daniel González Rojas, el objetivo de esta propuesta es que, “al contrario de lo que suele ocurrir”, el Consistorio tenga en cuenta los intereses, necesidades y deseos de los ciudadanos a la hora de determinar las formas y usos de los espacios públicos.

En concreto, IU aboga por someter a información pública toda obra promovida por el Ayuntamiento con un coste superior a los 90.000 euros, dando publicidad en la página web municipal e informando de sus características y presupuesto a los vecinos afectados para que, en un proceso participativo, éstos puedan realizar propuestas de mejora al proyecto inicial e incluso someterlo a consulta, si existiera una oposición significativa al mismo.

Esta iniciativa es fruto de la apuesta de Izquierda Unida por lo que se ha dado en llamar urbanismo participativo, un concepto que plantea “nuevas formas de entender la ciudad y la política, a la vez que implica un reto para las administraciones públicas”, en tanto que no responde a los principios del mercado, sino que prioriza la resolución de las necesidades de la población y la mejora de sus condiciones de vida.

Según señala Rojas, en estos momentos de crisis aparecen con más frecuencia conflictos entre los proyectos de las administraciones, “que en gran parte mantienen las lógicas inmobiliarias del periodo anterior”, y los intereses de los vecinos. “Lo hemos visto en el barrio de Gamonal en Burgos, en el del Cabanyal en Valencia y aquí, en Sevilla, a raíz del parking que Zoido se empeñó en construir en la Alameda y que tanto rechazo social concitó”.

Ante este panorama, se hace necesario, según IU, que el Ayuntamiento garantice la participación ciudadana en el urbanismo de la ciudad, “no sólo el que tiene que ver con los urbanismoparticipativograndes proyectos, sino también el de las pequeñas actuaciones que suponen la transformación de espacios públicos en los diferentes barrios y distritos”.

En este sentido, Rojas advierte de que el urbanismo participativo “no se puede aplicar mediante un decreto de Alcaldía”. Se trata –ha precisado-, de “un proceso” y de “un cambio de mentalidad entre técnicos y políticos”. “Por eso, los acuerdos de nuestra moción son el inicio de un camino que entendemos debemos empezar a recorrer”.

Así, en la propuesta de IU se solicita también la implantación de sistemas de participación ciudadana efectiva, tanto telemáticos como presenciales, para conocer las necesidades de los barrios, y la creación de un equipo de trabajo, donde participen los grupos municipales y personal técnico de la Gerencia de Urbanismo, para regular y reglamentar el modo en que los vecinos han de decidir sobre las inversiones en sus territorios.

Desde IU insisten en la necesidad de dar voz y poder de decisión a los vecinos sobre su entorno, al ser las personas que mejor conocen sus problemas. “El famosos plan Decide o el programa Reaviva no son más que parches donde la participación ciudadana brilla por ausencia”, apunta Rojas, quien exige al gobierno de Espadas un giro de 180 grados en esta materia para hacer de Sevilla una ciudad más sostenible y habitable, y donde el urbanismo esté al servicio de las necesidades de las personas y no de la generación del beneficio privado.

Free business joomla templates