IU presenta enmiendas por valor de 23,5 millones para ampliar el carácter social de las cuentas municipales

El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla ha presentado una batería de enmiendas al proyecto de presupuestos del gobierno de Juan Espadas (PSOE) que, entre altas, bajas y cambios, ascienden a un montante global de 23,5 millones de euros y suponen la modificación de un total de 342 partidas.

Así lo ha anunciado este jueves el portavoz municipal de IU, Daniel González Rojas, quien ha explicado que con estas propuestas su formación política pretende, entre otras cosas, profundizar las políticas de empleo, vivienda e igualdad; construir una Sevilla más habitable y sostenible; aumentar las inversiones en los barrios; mantener los servicios públicos e iniciar la recuperación de los que se han privatizado; y mejorar la participación ciudadana.

Rojas, que ha comparecido acompañado por la concejala Eva Oliva y por algunos miembros del equipo de trabajo de presupuestos de IU, ha dicho que estas enmiendas son fruto de un proceso participativo con diversas entidades y colectivos de la ciudad y ha dejado claro que, “aun aceptándose el cien por cien de ellas, no estaríamos ante el proyecto de Izquierda Unida”. Con todo, el Ayuntamiento dispondría, eso sí, de más margen de maniobra para “cubrir las necesidades de la mayoría social de Sevilla”.

De este modo, en políticas de empleo, Izquierda Unida propone, por ejemplo, duplicar el presupuesto destinado a la puesta en uso de locales vacíos de Emvisesa; crear un Observatorio del Empleo y un programa específico de salud y seguridad laboral; así como aumentar la partida del bonobús social e impulsar una campaña de difusión sobre este título subvencionado para trabajadores con pocos ingresos.

En lo que respecta a la defensa del derecho a techo, IU reclama un aumento de 2,2 millones de euros que, según ha explicado Rojas, irían destinados fundamentalmente a reforzar el Plan Municipal de Vivienda Digna (por la vía de transferencias a Emvisesa), además de a la recuperación de las ayudas para el mantenimiento de viviendas, la creación de otro programa de ayudas al alquiler para jóvenes (600.000 euros) y la incorporación de una partida específica para poner en marcha un plan de inspección de viviendas vacías.

Asimismo, la federación de izquierdas exige más inversión municipal para la rehabilitación de centros escolares (1,5 millones) y el arreglo de polígonos industriales (900.000 euros), a la par que demanda un incremento de las ayudas dirigidas al pequeño comercio (400.000 euros) y a otros colectivos vulnerables.

De otro lado, IU recoge en sus enmiendas las reivindicaciones de la Asociación A Contramano para implementar diferentes políticas de fomento de la bicicleta, por un valor de 1,8 millones, al tiempo que pide una partida específica de 200.000 euros para retomar el Plan Centro, reclama un aumento del presupuesto de Movilidad para nuevas líneas de Bus Tránsito Rápido (BTR) y demanda 420.000 euros más promover la candidatura de Sevilla a capital verde europea mediante diversas actuaciones.  

En su decidida apuesta por los barrios, Izquierda Unida solicita también en sus enmiendas 345.451 euros más para el desarrollo de los planes integrales previstos en zonas con necesidad de transformación social como Polígono Norte, Tres Barrios Amate, Su Eminencia, Palmete, Polígono Sur y Torreblanca.

Potenciar la participación ciudadana, iniciar la reconstrucción de un IMD al servicio del deporte de base, reactivar las políticas municipales de consumo, aumentar los fondos de cooperación al desarrollo o retomar la apuesta por la recuperación de la memoria histórica son otros de los objetivos que Izquierda Unida se marca con estas 342 enmiendas sobre las que tendrá que pronunciarse el gobierno local de Espadas.

“Ahora le toca al PSOE elegir: si gira a la izquierda o a la derecha. Nosotros lo tenemos claro”, ha señalado González Rojas, quien ha advertido que el documento de enmiendas presentado por su fuerza política no es “ningún programa de máximos” a partir del cual se pueda producir un “posible regateo o intercambio de cromos”.

“O se toman nuestras propuestas o se dejan”, ha aseverado Rojas, tras sentenciar que las modificaciones planteadas son “las políticas mínimas” que, al entender de IU, deben recogerse en las cuentas municipales de 2017 “si queremos un presupuesto útil para la clase trabajadora y que palie la emergencia social”.

 

 

 

 

Free business joomla templates