IU y Participa Sevilla se unen frente a los injustos recortes de Renfe en los trenes de cercanías

Izquierda Unida y Participa Sevilla han acordado sumarse a la plataforma andaluza en defensa del Cercanías que estos días está conformándose para “combatir el proceso de deterioro que este servicio público viene sufriendo en nuestra comunidad” y que, sin duda, se ha agravado con la reciente decisión de Renfe de sustituir 18 de estos trenes en las provincias de Sevilla (15) y Cádiz (3) por otros procedentes de Cataluña con menor capacidad.

Así lo han señalado IU y Participa en un comunicado conjunto, en el que alertan de las “negativas consecuencias” que este intercambio de trenes entre Andalucía y Cataluña va a suponer en términos de movilidad para Sevilla, donde la oferta actual se reducirá entre 3.000 y 4.000 plazas al día, por lo que “un número importante de viajeros se verán perjudicados, sobre todo en las horas punta, cuando los cercanías suelen ir llenos”.

Este pronunciamiento público de ambas formaciones políticas se produce dos días después de que el coordinador andaluz de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, y la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, se reunieran con grupos municipales y gobiernos locales de los ayuntamientos de las provincias de Sevilla y Cádiz a fin de coordinar esfuerzos y promover distintas iniciativas para hacer frente a los recortes de Renfe en los trenes de cercanías. Un encuentro en el que IU Sevilla ciudad estuvo representada por su secretario de organización, Ismael Sánchez, y Participa por su concejal Julián Moreno.   

En el referido comunicado se advierte de que en la capital hispalense serán tres las líneas afectadas por esta medida: las que conectan Santa Justa con Cartuja y Cazalla y la que discurre desde Jardines de Hércules hasta Benacazón.

Así, ambas fuerzas políticas denuncian que la reducción de vagones impedirá usar el tren de cercanías a muchas personas que residen en la provincia y que diariamente se desplazan en este medio de transporte para acudir a sus centros de trabajo o de estudios en la capital andaluza. Por ello, exigen a Adif que dé marcha a atrás en sus planes y revierta cuanto antes una medida “totalmente desacertada, desigual e injusta”.

Perjuicios para la movilidad, el empleo y el medio ambiente

El secretario de organización local de IU en Sevilla, Ismael Sánchez, avisa de que la merma de este servicio público “no sólo va a conllevar un aumento del tráfico de vehículos privados en nuestra ciudad, con los consiguientes atascos y problemas de contaminación”, sino que además puede traer consigo despidos en la plantilla de Renfe que actualmente se encarga de realizar las tareas de mantenimiento y limpieza de los trenes, al disminuir su carga laboral.

Igualmente, Sánchez remarca que el impacto de esta medida va más allá de lo meramente cuantitativo, al tiempo que incide en el aspecto cualitativo de la cuestión. Y es que, según recuerda, “estamos hablando de un medio de transporte público que cumple una función social y que es utilizado principalmente por personas trabajadoras con un modesto nivel adquisitivo”. Por eso, “el menoscabo ocasionado es aún mayor”, añade.  

Julián Moreno, edil y diputado provincial de Participa Sevilla, ha reconocido que esta estrategia de Renfe continúa con el cercaniasdesmantelamiento del ferrocarril como servicio público. “Una realidad que especialmente afecta a los servicios de cercanías y de media distancia y a los numerosas personas que cada día los utilizan para llegar a los centros educativos y sus lugares de trabajo. Sin embargo, Renfe sigue promocionando la alta velocidad, que solo responde al interés de un servicio público elitista”, ha reconocido Moreno.

Por otro lado, Moreno ha puesto el acento en que el modelo productivo de Sevilla y Andalucía necesita de un servicio público de ferrocarril de calidad. “Necesitamos defender tanto por una cuestión laboral, como social y medioambiental que no se siga disminuyendo el servicio de cercanías en Sevilla. La defensa del cercanías es una defensa de la cohesión social”, ha reconocido Moreno, que también ha denunciado como Renfe ha llevado a cabo este plan de forma totalmente oscurantista.

El Ayuntamiento no puede mirar a otro lado

Tanto IU como Participa coinciden también en que, dada la gravedad del asunto, “el Ayuntamiento no puede mirar para otro lado”. “Debe posicionarse al respecto y presionar ante Renfe para que no continúe desmantelando un servicio público esencial”, aseveran.

Ambas fuerzas políticas preparan ya una moción conjunta que presentarán al Pleno de enero para que el Ayuntamiento se pronuncie sobre este tema, así como otras acciones con las que buscan defender el ferrocarril en Andalucía y denunciar los recortes que Renfe está llevando a cabo en varias líneas de cercanías con la excusa de abordar una reorganización interna para adecuar sus trenes disponibles a las necesidades reales del servicio en toda España.

 

Free business joomla templates