IU y Participa critican la falta de planificación en las nuevas inversiones previstas por EMASESA

Los grupos municipales de IU y Participa Sevilla han cuestionado este martes la operación financiera que la empresa metropolitana de aguas, EMASESA, pretende llevar a cabo para afrontar la construcción de tres tanques de tormentas en la capital hispalense y otro en Dos Hermanas, al entender que el proceso seguido ha estado ausente de transparencia y no se han tenido en cuenta otras alternativas más sostenibles y menos costosas.

Los dos grupos políticos han denunciado en un comunicado conjunto que en EMASESA no existe actualmente un plan de inversiones. Ese documento debería incorporar, según apuntan, un diagnóstico completo de la situación de las infraestructuras de agua y saneamiento, así como establecer unos criterios para priorizar las futuras actuaciones y analizar alternativas más sostenibles desde el punto de vista económico y ambiental, como son los sistemas urbanos de drenaje sostenible.

IU y Participa recalcan que el nivel actual de impermeabilización de la ciudad hace que los eventos de inundación se repitan y que cada vez precisen de mayores inversiones. Pero advierten de que “sin un análisis riguroso de las causas del problema, no se pueden valorar cuáles deben ser las respuestas posibles”. “Necesitamos revertir esta situación, en lugar de  trabajar con una mirada cortoplacista”, reconocen en el documento que han hecho público. Y ponen como ejemplo las sucesivas intervenciones millonarias realizadas en las últimas décadas en la cuenca urbana del Tamarguillo.

Además, ambos grupos señalan que existen otros temas importantes, como el traslado de la depuradora de San Jerónimo o el impulso a la individualización de contadores, que también requieren inversiones prioritarias.

A pesar de esta ausencia de planificación, EMASESA va a invertir 58,5 millones de euros en la construcción de tres  tanques de tormenta en Sevilla (avenida Kansas City, avenida de Miraflores y el recinto Ferial) y uno en Dos Hermanas. Y, para afrontar este desembolso, la empresa metropolitana ha solicitado un préstamo a CaixaBank que terminará de pagarse en 2028. Este crédito incluye los 58,5 millones de euros para los cuatro tanques, así como la refinanciación de otros 116 millones de deudas previas, haciendo un total de 175 millones de euros.

Estas obras se pretenden sufragar gracias a la ampliación del plazo de aplicación del denominado “canon de mejora local”, que se incorpora a la factura desde 2008. “Sin embargo, todo este proceso en el que se han embarcado Emasesa, Junta y ayuntamientos como el de Sevilla, se ha realizado con mínima transparencia a pesar de que venimos solicitando información al respecto desde hace meses”, denuncian IU y Participa.

Ambas fuerzas políticas han puesto énfasis además en el hecho de que este nuevo préstamo aumentará la ya abultada deuda de esta empresa pública, que se sitúa actualmente en torno a los 200 millones de euros. 

Tanto Izquierda Unida como Participa llevan meses exigiendo a EMASESA que se analicen las posibilidades de realizar actuaciones complementarias con sistemas urbanos de drenaje sostenible a fin de mejorar la permeabilidad del suelo urbano y disminuir los riesgos de inundación por fuertes tormentas. De este modo, se podría reducir el tamaño de estos tanques, así como sus costes, lo que implicaría además una apuesta por mejorar ambiental y paisajísticamente los espacios públicos, por fomentar el ahorro energético y por crear empleo local. 

Free business joomla templates