IU denuncia la “purga” emprendida por Clece en la plantilla de ayuda a domicilio ante la inminente finalización de su contrato

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Daniel González Rojas, ha denunciado este jueves las “prácticas torticeras” y las “graves irregularidades” que la concesionaria del servicio municipal de ayuda a domicilio, Clece, está cometiendo antes de finalizar su contrato, “con la irresponsable connivencia del Gobierno de Juan Espadas”.

Tras reunirse con el comité de empresa de la adjudicataria, González Rojas ha alertado de la “campaña de reubicación de personal” que Clece viene llevando a cabo en las últimas semanas, con cambios masivos de zonas, al objeto de “quedarse con la plantilla que más le convenga a sus intereses a partir del próximo año”, cuando la concesión del servicio se dividirá en cuatro lotes que serán gestionados cada uno por empresas distintas.

En la actualidad es sabido que Clece se hará cargo del lote correspondiente a la zona Nervión-Sur, al ser la única empresa que ha optado a ese concurso. Y esta circunstancia está siendo aprovechada por la compañía para “hacer limpieza y quitarse de allí a todas las trabajadoras que no son de su agrado, ya sea porque reivindican sus derechos laborales, porque tienen salarios más altos, o por el número de bajas que acumulan”, explica González Rojas.

“Se trata de una auténtica purga”, ha señalado el portavoz de IU. En su opinión, Clece se está valiendo del conocimiento que tiene sobre la plantilla, tras casi cuatro años prestando el servicio de ayuda a domicilio en Sevilla, para hacerse un traje a medida en Nervión-Sur”. Asimismo, advierte de que estas modificaciones de personal pueden afectar gravemente a la viabilidad de las otras empresas que se hagan con el resto de lotes, “ya que se presentaron al concurso con unos números que han sido alterados”.

Según Rojas, Clece está adulterando seriamente el nuevo pliego de condiciones del servicio de ayuda a domicilio “y el Gobierno del PSOE, incomprensiblemente, mira para otro lado”. Por ello, el portavoz de IU exige al alcalde que “escuche al comité de empresa” y le “apriete ya las tuercas” a la adjudicataria actual “antes de que sea demasiado tarde y en 2017 le estallen juntos los problemas que ahora están empezando a tomar forma”.

Desde Izquierda Unida recuerdan que “en su momento” ya se opusieron a una fragmentación por zonas de la ayuda a domicilio, al entender que ésta conllevaría más inestabilidad en el empleo y dificultades de coordinación que ahora mismo no se producen con un servicio unificado que permite aprovechar las sinergias de personal y ubicar a las trabajadoras en función de la demanda de usuarios.

Rojas asegura además que la división por lotes no parece que vaya a servir tampoco para facilitar la contratación de cooperativas y pymes de la economía social, “como nos vendió el Gobierno de Espadas”, pues la mayoría de las empresas que se han presentado a los concursos son grandes firmas procedentes del sector de la limpieza e incluso del mundo de la construcción, como Eulen, Valoriza, Ferrovial u OHL. Y es que, a juicio de IU, la puntuación económica “sigue primando bastante” en la adjudicación de este contrato, al situarse aún en un 40% del total.

 

 

  

 

Free business joomla templates