IU reclama la comparecencia de la delegada del Gobierno por las cargas y detenciones llevadas a cabo en la manifestación contra los desahucios

El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha expresado este lunes su absoluto rechazo ante la “desproporcionada” actuación policial llevada a cabo este sábado en el transcurso de la manifestación contra los desahucios convocada por distintos colectivos sociales en la ciudad. Asimismo, ha exigido la inmediata comparecencia de la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, al objeto de “aclarar lo ocurrido”, y ha reclamado que se depuren “las responsabilidades correspondientes” derivadas de estos “lamentables hechos”.

Torrijos ha considerado “muy grave” tanto las cargas policiales efectuadas por la Policía contra los manifestantes que en esos momentos apoyaban desde fuera a las 18 familias que han ocupado un edificio vacío en la calle Lumbreras como las posteriores detenciones realizadas, enmarcándolas “en la deriva represiva en que se ha instalado el PP con el fin de criminalizar las protestas en este país”.

Según Torrijos, este caso es el enésimo capítulo de la “inaceptable campaña de hostigamiento” emprendida por el Gobierno de Rajoy contra el legítimo derecho que la gente tiene a manifestarse, recurriendo para ello al miedo, la estigmatización de los activistas o la imposición de sanciones económicas. “Lo hemos visto en Madrid el 25-S, en toda España durante la HuelgaGeneral y ahora lo comprobamos de nuevo en Sevilla con el tema de los desahucios”, ha denunciado el portavoz de IU.

En este sentido, Torrijos ha mostrado la solidaridad y el apoyo de Izquierda Unida a las personas que este fin de semana resultaron agredidas y detenidas, para acto seguido criticar una intervención policial “a todas luces desmesurada” que, en su opinión, sólo perseguía “amedrentar a esa marea creciente de ciudadanos descontentos que cuestiona, con sus movilizaciones, las políticas neoliberales del PP”.

Para Torrijos, la detención de la operadora de cámara de La Sexta, Ana García, y su retención durante más de 21 horas en los calabozos, “por el simple hecho de grabar lo que estaba sucediendo”, supone además un “salto cualitativo muy preocupante” en la escalada represiva del PP. “Condenamos profundamente este injustificable ataque a la libertad de información, que agrava aun más la indefensión en que ya se encuentran los ciudadanos ante posibles abusos de la Policía”, ha indicado Torrijos, que ve en este episodio “un antecedente muy peligroso”. De este modo, ha advertido de que “arbitrariedades como ésta no tienen ninguna cabida en un estado que se autodenomina democrático”.

Por otro lado, las violentas cargas policiales del sábado ponen al descubierto, a juicio de IU, la doble cara del PP en relación con el drama social de los desahucios. Y es que “los mismos que llevan semanas tratando de exhibir una falsa sensibilidad con este tema son, precisamente, quienes mandan a la Policía a emprenderla a golpes contra las personas que demandan en la calle soluciones a este problema”.

Finalmente, Torrijos ha dejado claro que la responsabilidad última es política, no de la policía. Por eso, ha pedido la comparecencia urgente de Carmen Crespo para que “aclare cuanto antes lo ocurrido” y, al mismo tiempo, ha exigido la adopción de “las medidas necesarias para que actuaciones policiales tan reprobables como la del sábado no vuelvan a repetirse en Sevilla”, ha concluido. 

Free business joomla templates