IU celebra que la presión social y ciudadana haya servido para frenar el desahucio de Manuel González

La portavoz adjunta de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano, ha expresado este lunes su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre la empresa municipal de vivienda Emvisesa y Manuel González merced al cual ha sido cancelado el desahucio de este vecino de San Jerónimo, cuyo lanzamiento iba a ejecutarse mañana martes. Eso sí, la edil de IU ha achacado a la presión ciudadana la paralización del desalojo y ha lamentado que el Gobierno de Zoido haya esperado hasta el último momento para ofrecerle “in extremis” una solución a este inquilino.

“Nos alegramos de que la movilización haya servido para que el PP dé marcha atrás en sus pretensiones iniciales y para que, finalmente, se preocupe por buscar una fórmula destinada a evitar que este hombre de avanzada edad, con evidentes dificultades económicas, termine en la calle”, ha señalado Medrano. Y es que, en su opinión, “si no hubiera sido por la unidad de los vecinos y por el rechazo social que la noticia en sí ha generado, el Ayuntamiento habría permitido el desahucio sin ningún tipo de problema”.

En este sentido, la concejal de Izquierda Unida ha criticado la “insensibilidad” de un Gobierno local que, según ha dicho, “ha estado jugando con la angustia de Manuel González, de una forma bastante cruel, hasta un extremo injustificable”. “No entendemos qué necesidad había de prolongar la ansiedad de esta persona hasta ese límite”, ha subrayado Medrano, quien considera que, dada la resonancia mediática que ha adquirido el caso, “al PP no le ha quedado más remedio” que sentarse con el inquilino y aceptar su lógica petición de pasar a habitar una vivienda más pequeña y con una cuota adaptada a su pensión, además de fraccionar los impagos pendientes, al haber cambiado su situación personal.

“Ha sido la lucha vecinal y ciudadana la que ha logrado parar el desahucio, no la falsa comprensión que a destiempo ha intentado exhibir hipócritamente el alcalde en este asunto”, ha sentenciado la edil de IU. 

Asimismo, Medrano ha recordado que aún hay más de 90 familias en San Jerónimo amenazadas por las cartas intimidatorias de Emvisesa, en las que se les avisa de que, si en el plazo inexcusable de 15 días no abonan sus deudas con la entidad municipal o sus pagos atrasados con la comunidad, se resolverán sus contratos de arrendamiento con opción a compra y se les abrirá inmediatamente un proceso judicial de desahucio. Por eso, ha advertido de que su fuerza política seguirá vigilante con este tema y continuará apoyando a los afectados, “le pese a quien le pese”. 

Según ha indicado Medrano, el caso de Manuel González constituye “un acicate para todos aquellos que llevamos años reclamando y planteando propuestas e iniciativas para acabar con los desahucios en este país”. El acuerdo suscrito entre Emvisesa y este vecino confirma, además, a juicio de Izquierda Unida que, lejos de lo que viene asegurando el PP, el Ayuntamiento dispone de diversas opciones a las que acogerse, como el aplazamiento de los pagos, el establecimiento de moratorias o la renegociación de la condiciones del alquiler, antes de recurrir a la drástica medida del desalojo por vía judicial, algo que resulta “todavía más inadmisible” cuando es una administración pública la que lo promueve.

Free business joomla templates