IU ve riesgo de privatización en Lipasam y cree que la plantilla tiene motivos de sobra para ir a la huelga

El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha tildado este jueves de “muy graves” las últimas declaraciones realizadas por el alcalde, Juan Ignacio Zoido, y por el concejal de Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, en relación con el conflicto de la limpieza en la ciudad, asegurando que ambos han ido demasiado lejos al cargar las tintas contra los trabajadores de Lipasam, a quienes han acusado, entre otras cosas, de practicar un “chantaje” o de convocar una huelga de carácter “político”. 


“Nos parecen unas palabras muy desafortunadas que revelan la actitud pre-democrática de las personas que las pronuncian”, ha indicado Torrijos al término de una reunión celebrada en el Consistorio con los representantes del comité de empresa de Lipasam, al objeto de analizar la problemática que afecta actualmente a esta sociedad municipal y que, por otro lado, ha llevado a sus empleados a acordar el inicio de una huelga indefinida a partir del próximo 15 de noviembre. 

Torrijos ha criticado el “tono insultante” y “más propio del régimen anterior” que desde el Gobierno local del PP se está empleando estos días para intentar desprestigiar a la plantilla de Lipasam ante la opinión pública y para ocultar sus justas demandas. Así, ha advertido de que “el verdadero chantaje” es el que ejerce el PP al pretender imponer una reestructuración en el seno de la empresa, sin ningún tipo de consenso ni diálogo con los trabajadores, cuyas consecuencias –ha alertado-- irán en detrimento de las condiciones laborales del colectivo y de la calidad del servicio que se presta en estos momentos.

A juicio del portavoz de IU, algo mal debe estar haciendo el Gobierno local cuando “ya van cinco amagos de huelga en 15 meses de mandato por distintos motivos”. Y es que, según Torrijos, por mucho que el alcalde lo niegue y prometiera lo contrario en el pasado, “con el PP se han destruido puestos de trabajo y externalizado servicios”. En este sentido, el comité ha denunciado la amortización de varias plazas, con Zoido al frente del Ayuntamiento, y ha recordado que la propia dirección reconoce haber gastado este año más de 700.000 euros en reparaciones que, pudiéndose acometer en Lipasam, se encargan a talleres ajenos a la empresa.

En esta línea, Torrijos se ha referido a los despidos consumados por el Gobierno de Zoido en Emvisesa o en Giralda TV, así como al proceso de liberalización emprendido en Mercasevilla, que afectará a un centenar de trabajadores, y a la disolución de Sevilla Global para concluir que, a tenor de los antecedentes, el peligro de privatización en Lipasam es más que evidente. Por eso, ha asegurado entender la preocupación de una plantilla que “ya no se fía de las promesas de un alcalde, cuya credibilidad se encuentra por los suelos”. 

A este respecto, Torrijos ha mostrado todo el apoyo de IU a los empleados de Lipasam, ya que, en su opinión, “tienen razones de sobra para protestar”, y ha considerado “bastante lógicas” sus reivindicaciones. “Sólo están pidiendo garantías en sus puestos de trabajo y que no se toquen las categorías profesionales”, algo que, según ha recalcado, “lamentablemente no sucede en la actualidad”.

Por todo ello, el portavoz de IU ha instado al alcalde a cesar su campaña de difamación contra los trabajadores de la limpieza, al tiempo que le ha exigido respeto a las decisiones que éstos adopten, soberanamente, para defender sus derechos de la manera que consideren más adecuada. “Resulta inaceptable que Zoido dé a entender públicamente que no pueden quejarse porque están cobrando”. “Eso ya es el colmo”, ha apuntado Torrijos, quien ha concluido afirmando que “nadie convoca una huelga por gusto”.

Free business joomla templates