IU recrimina a Emvisesa que siga amedrentando a sus inquilinos con amenazas de desahucios

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento hispalense, Antonio Rodrigo Torrijos, ha exigido este domingo al Gobierno local de Juan Ignacio Zoido que deje de comportarse como un auténtico asustaviejas y que renuncie a seguir amenazando con el desahucio, a través de la empresa municipal de vivienda Emvisesa, a sus inquilinos que más dificultades económicas tienen en estos momentos para hacer frente a los alquileres de sus respectivos pisos.

“Nos parece demencial que el PP continúe asumiendo estos métodos tan deplorables y abusivos”, ha señalado Torrijos, quien ha lamentado que, varios meses después de la polémica desatada en abril de este año, cuando salieron a la luz decenas de casos de este tipo localizados en la barriada de Pino Montano, el Consistorio sevillano no sólo no ha abandonado dichas prácticas, sino que, por el contrario, las ha intensificado en la actualidad. 

Así, el portavoz de IU ha denunciado que alrededor de un centenar de familias del barrio de San Jerónimo están recibiendo estos días cartas intimidatorias por parte de Emvisesa, en las que se les avisa de que, si en el plazo “inexcusable” de 15 días no abonan sus deudas pendientes con la entidad o sus pagos atrasados de la comunidad, se darán por resuelto los contratos de arrendamiento y se les abrirá inmediatamente un proceso judicial de desahucio.

En este sentido, Torrijos ha recriminado al PP que anteponga nuevamente su “voraz e insaciable afán recaudatorio” a los derechos de las personas más desfavorecidas y le ha pedido que “recapacite ante la situación de crisis tan profunda que vivimos”. “Solicitamos al alcalde que deponga esta abominable forma de actuar porque hablamos de vecinos que, si no pueden pagar, no es por capricho, sino porque se han quedado en el paro o porque les ha sobrevenido un problema económico inesperado”, ha precisado el edil de la federación de izquierdas.

En opinión de Torrijos, Emvisesa, como administración pública que es, está obligada a buscar fórmulas para que sus inquilinos con más dificultades no pierdan sus viviendas y terminen en la calle. Pero, en lugar de eso, “vemos con estupor que no para de recurrir al chantaje y a la amenaza, como si se tratara de un simple arrendador privado sin escrúpulos ni miramientos”. 

Frente a este “más que reprobable proceder”, Izquierda Unida, junto con otros colectivos sociales y el movimiento 15-M, está apoyando sobre el terreno a estos vecinos afectados, cuyos pisos se ubican principalmente en las calles Andén, Tren Shangay y Medina Galnárez. “El barrio de San Jerónimo entero se encuentra indignado y dispuesto a movilizarse para evitar, como sea, esta oleada de deshaucios express que el PP se ha propuesto ejecutar en las próximas semanas para expulsar a un centenar de familias humildes de sus viviendas”, ha advertido Torrijos. 

Así las cosas, y como ya hiciera en el Pleno del pasado mes de mayo mediante una moción que el PP rechazó, Torrijos ha vuelto a reclamar al Gobierno de Zoido la adopción de medidas encaminadas a frenar los desalojos en los pisos de Emvisesa. De este modo, ha abogado por la reducción temporal de la renta del alquiler a aquellas familias con menos ingresos o por el establecimiento de algún tipo de moratoria o aplazamiento en el pago de los arrendamientos. 

Según Torrijos, este caso pone de manifiesto nuevamente el “verdadero rostro del PP”, que, “una vez más, se muestra muy fuerte con los débiles, mientras se pliega ante los intereses de los poderosos”, ha remarcado. “Pero, ¿qué se puede esperar ya a estas alturas de un Gobierno municipal que es capaz hasta de negarle un bien tan preciado y un derecho humano tan elemental, como es el agua, a las 36 familias que integran la Corrala de la Utopía?”, se ha preguntado. “Y lo que es más cruel aún: después de haberles prometido que les restablecería el suministro en 24 horas”, ha apostillado.

Por último, Torrijos ha anunciado que su fuerza política ha requerido formalmente la convocatoria urgente de un consejo de administración extraordinario de Emvisesa para abordar la grave situación en que se halla actualmente esta empresa pública, sobre todo tras los últimos nueve despidos llevados a cabo en la plantilla y después de comprobar cómo el PP ha renunciado en la práctica a seguir apostando por la rehabilitación, la construcción de viviendas protegidas y la creación de equipamientos sociales para uso y disfrute de la ciudadanía. 

Free business joomla templates