IU comparte con entidades sociales y vecinales su rechazo a unas ordenanzas fiscales "injustas e insolidarias"

El portavoz municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento hispalense, Antonio Rodrigo Torrijos, se ha reunido este martes con los representantes de distintas organizaciones sociales y sindicales de la ciudad, entre ellas UGT, CCOO, Cepes, Facua, UCE-UCA y la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Sevilla, al objeto de analizar las repercusiones derivadas del proyecto de tasas, tributos, precios públicos e impuestos elaborado por el Gobierno local del PP de cara a 2013 y para contraponer, de manera colectiva, “alternativas a este nuevo sablazo propinado a los sevillanos”. 

Según ha señalado Torrijos, en este encuentro “todos hemos compartido nuestro rechazo a una iniciativa de ordenanzas fiscales injustas, nada progresistas e insolidarias” y que, además, “no se corresponden ni con la realidad ni con el momento histórico que estamos viviendo”, impidiendo así –ha añadido-- la reactivación económica y social que precisa la capital hispalense.

Igualmente, tanto IU como las entidades presentes han acordado abrir, a partir de ahora, un periodo informativo, en el que “cada uno, en su ámbito, nos vamos a volcar en explicar a la ciudadanía lo que supondrá la aplicación de estas brutales subidas de tasas y tributos”. 

Se trata, según ha puntualizado Torrijos, de “hacer pedagogía social y política” con este asunto porque, más allá del “discurso propagandístico y de márketing del PP”, lo cierto es que estas ordenanzas fiscales “enmascaran unos incrementos desorbitados” de tasas y precios públicos, como los vinculados al transporte público (Tussam), a la recogida de basuras o a las actividades municipales deportivas (IMD), cuando no la “creación de decenas de figuras impositivas desconocidas hasta la fecha”. 

En este sentido, el portavoz de Izquierda Unida ha alertado de las “trampas escandalosas” que el Gobierno local ha incluido en su planteamiento fiscal para, una vez más, “engañar a los sevillanos”. Así, entre otras cosas, ha criticado que el PP se empecine en sostener que congela el IBI, cuando lo que hace es consolidar el aumento del 10% aprobado recientemente por el Ejecutivo central para este concepto. 

Del mismo modo, Torrijos se ha opuesto a las desproporcionadas subidas consumadas en las tasas urbanísticas, ya sea mediante la introducción del “carácter de singularidad”, que puede llegar a duplicar el precio total de un proyecto de obra, o mediante el establecimiento de nuevas categorías especiales para las calles con más negocios, o el incremento de la presión fiscal a los negocios con veladores.

Paralelamente, tanto IU como los agentes sociales y económicos han defendido el criterio histórico de abordar las ordenanzas fiscales según la evolución interanual del Índice de Precios al Consumo (IPC) estatal fijado en agosto, que este año se ha situado en el 2,7%, frente al esgrimido por el Gobierno municipal, que ha preferido aferrarse al de septiembre (3,5%) con el propósito de hacer creer que la media de su subida impositiva (3%) se encuentra por debajo del IPC. 

Muy al contrario, Torrijos ha recordado que el aumento lineal del 3% responde al Plan de Ajuste que el PP se empeñó en imponer, sin diálogo alguno, el pasado mes de abril y que, sin duda, “lastrará la acción municipal durante los próximos diez años y provocará dramáticas consecuencias para Sevilla y el conjunto de la ciudadanía, como ya estamos comprobando”.

Por último, Torrijos ha valorado muy positivamente el resultado de esta reunión, convocada a instancias de su grupo político, en la que “hemos acordado trabajar al unísono en la elaboración de un cuadro de tasas y tributos alternativo”, sin descartarse tampoco la posibilidad de, llegado el caso, secundar movilizaciones para hacer frente a unas ordenanzas fiscales que, según ha lamentado, “condenan a la ciudad a un mayor hundimiento en todos los sentidos”.

Free business joomla templates