IU lamenta la última involución democrática consumada por el PP a través de las nuevas normas reguladoras de la Casa Consistorial

La portavoz municipal adjunta de IU en la capital hispalense, Josefa Medrano, ha denunciado este martes el “último paso atrás” consumado por el Gobierno local de Juan Ignacio Zoido (PP) en materia de derechos y libertades, a raíz de la reciente entrada en vigor de las nuevas normas reguladoras para la Casa Consistorial aprobadas en el último Pleno del Ayuntamiento, con el rechazo de los grupos políticos de la oposición.

Medrano ha criticado la “evidente involución democrática” que, a su entender, va a suponer la aplicación de unas reglas que “no han sido consensuadas con nadie” y que, entre otras cosas, reducen notablemente el número máximo de ciudadanos que pueden acudir en calidad de público a las sesiones plenarias, además de impedir que se porten o exhiban pancartas, banderas y distintivo alguno en las reuniones de trabajo que, a partir de ahora, se desarrollen dentro del Consistorio entre representantes políticos y agentes sociales.

“Al final, ha triunfado, una vez más, el afán del PP por imponer su sello autoritario y por seguir reduciendo el pluralismo y la diversidad”, ha aseverado la edil de IU, quien ha lamentado que el Gobierno municipal haya tumbado la inmensa mayoría de las alegaciones propuestas por su fuerza política con el fin de rebajar “los aspectos más restrictivos y absurdos de esta normativa” (más información sobre este punto en http://www.iusevillaciudad.org/notas_prensa_detalle.php?id_nota=1733).

“Se trata de una nueva vuelta de tuerca de un PP obsesionado por alejar a los ciudadanos de la vida política, limitando su participación en los asuntos públicos que le afectan, y por dificultar el control y la fiscalización de su gestión”, ha enfatizado Medrano. En este sentido, ha advertido que la elaboración de estas normas constituye el último de los retrocesos orquestados por el Gobierno local durante el presente mandato con el objetivo de “cercenar la democracia y las libertades individuales y colectivas en la capital hispalense”.

Asimismo, Medrano ha vinculado este caso con otros polémicos proyectos reglamentarios impulsados por el Gobierno local de Zoido, como ha sido, por ejemplo, la ordenanza de la Velá de Santa Ana, contra la cual –ha recordado-- IU también alegó en su momento, al discrepar, entre otras cuestiones, con la pretensión del PP de imponer, a través del Distrito de Triana, el mismo hilo musical, amén de uniformar la decoración de todas las casetas que se instalen en la calle Betis.

La modificación del reglamento del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS), a pesar de la oposición que ha suscitado entre todos los agentes sociales y económicos que lo componen; la conversión de la Oficina del Defensor del Ciudadano en un instrumento puramente al servicio exclusivo del PP; o los “inauditos vetos” y las trabas que varios concejales del PP vienen estableciendo al debate de las propuestas que los colectivos llevan a los plenos de distrito o incluso a la presencia de determinados vecinos en estos foros son, a juicio de Medrano, otros indicios claros de la “peligrosa e injustificable deriva antidemocrática” del Gobierno local.

Según Medrano, medidas como las nuevas normas reguladoras de la Casa Consistorial demuestran que Zoido no sólo se ha erigido en el “alumno aventajado” de Mariano Rajoy en lo concerniente a la aplicación, a rajatabla, de recortes laborales y sociales, sino también en todo lo que tiene que ver con el recrudecimiento de la represión frente a quienes disienten y protestan contra sus lesivas políticas de ajuste duro.

Free business joomla templates