IU llevará una moción al Pleno, a petición de los taxistas, contra la liberalización del sector de vehículos de alquiler con conductor

El portavoz municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento hispalense, Antonio Rodrigo Torrijos, ha mantenido este martes una reunión con los representantes de la Asociación Unión Sevillana del Taxi al objeto de abordar algunos de los problemas que afectan actualmente a este colectivo.

En este encuentro, Torrijos ha compartido con los taxistas su preocupación ante la pretensión del Gobierno central de modificarla Leyde Ordenación de Transportes Terrestres (LOTT) y, al mismo tiempo, ha expresado su rechazo a una medida que, según ha asegurado, sólo busca liberalizar el sector de Vehículos de Arrendamiento con Conductor (VTCs).

“Izquierda Unida apoya a los taxistas sevillanos en la defensa de esta justa reivindicación”, ha manifestado Torrijos, quien ha abogado por que “no se toque” la proporcionalidad que hasta la fecha existía entre taxis y vehículos de alquiler con conductor (de30 a1) y por que no se eliminen tampoco los requisitos que hasta el momento regían la ordenación de esta actividad.

En este sentido, el concejal de IU ha adelantado la intención de su grupo de presentar una moción de urgencia al Pleno del Consistorio sevillano de este viernes para quela CorporaciónLocal“se pronuncie en contra de una desregulación, cuya entrada en vigor –ha advertido— conllevará que cualquier persona con su coche pueda dedicarse a desplazar a pasajeros sin ningún tipo de control municipal ni de precios y que, lamentablemente, provocará despidos en el sector, amén de degradar notablemente el servicio que se presta a la ciudadanía”.

Según ha explicado Torrijos, con esta propuesta la federación de izquierdas confía en que el Consistorio muestre su respaldo a un colectivo, “que no se va a quedar de brazos cruzados ante tamaño atropello” y que ya prevé realizar varias movilizaciones por este asunto en los próximos días: la primera de ellas tendrá lugar el día 27 de julio en Madrid, donde acudirán taxistas de toda España, y posteriormente, el 1 de agosto, hay convocado también un paro de 24 horas en la mayoría de las ciudades del país, entre las que se incluye la capital hispalense.

“Esperamos que haya sensibilidad por parte del resto de los grupos políticos y que el viernes se posicionen a favor de una demanda bastante razonable por parte del sector del taxi, ya que está en juego el empleo de muchos trabajadores y el desarrollo equilibrado y armónico entre los distintos tipos de transportes”, ha concluido Torrijos.

Free business joomla templates