IU se adhiere a la campaña contra la instalación de cuchillas en las vallas de Ceuta y Melilla

CARTA ABIERTA AL SR. JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ, MINISTRO DEL INTERIOR DEL GOBIERNO DE ESPAÑA, SOLICITÁNDOLE QUE PARE LA INSTALACIÓN DE “CUCHILLAS” EN LA VALLA DE CEUTA Y MELILLA

A la atención del Sr. Ministro del Interior,

Las personas y colectivos que trabajamos en favor de los Derechos Humanos y con las personas migrantes no entendemos ni compartimos las políticas de fronteras que tanto la Unión Europea como España practican. Ante los métodos de externalización y defensa que se están implementando en las fronteras hemos realizado nuestras alegaciones y propuestas. Sin embargo, las últimas decisiones que afectarán a la valla de Ceuta y Melilla nos resultan del todo incomprensibles y rechazables.

Como hemos manifestados en otras ocasiones, estas medidas son las causa y las consecuencias de las desgracias y muertes que se suceden. Los resultados de estas políticas tanto europeas como españolas son los cadáveres de las personas migrantes saturando mares y desiertos.

Estamos habituados a que los gobiernos hagan caso omiso de nuestras advertencias y consideraciones. Sin embargo, deben admitir que teníamos razón cuando proclamábamos el error y la poca eficacia de estas políticas de contención.

El hecho lamentable por la que nuevamente nos dirigimos a usted como representante del gobierno de España en esta materia, es que haya tomado en consideración e instalado nuevamente la “concertina”, sistema inhumano, retirado ya en el 2007 por las muertes y lesiones graves que provocaba a todas las personas migrantes que intentaban cruzar nuestras fronteras por necesidad. Este es un instrumento que pone en serio riesgo la vida y la integridad de las personas, ya que, como en su día informaba el Defensor del Pueblo de España “su fin es causar daños corporales a aquellas personas que intentan traspasar las vallas”.

Si toda la inversión realizada en sofisticados medios de detección y vigilancia fronteriza -incluido el nuevo Eurosur- no ha servido para nada, ¿por qué es necesario incorporar métodos pasados, oscuros e inhumanos de fortificación? Estos hechos son producto de una Europa Fortaleza, que pretende alejar e inmovilizar a las personas migrantes más allá de sus fronteras para eludir responsabilidades. Europa y España violan con estos métodos los valores que dicen defender. Los resultados son evidentes, más de 20 000 muertes en el Mediterráneo.

Una sociedad que se dice democrática y garante de altos valores humanos, no puede llevar a cabo esa medida. No puede permitir vallas infranqueables, y mucho menos, sin escatiman en medios, volcarse en soluciones que contradicen los mínimos humanitarios.

Sr. Ministro: ESTAS MEDIDAS NO IMPEDIRÁN QUE SIGAN VINIENDO INMIGRANTES. NO SE PUEDE PARAR EL HAMBRE CON CUCHILLAS DE SANGRE.

Los testimonios de los inmigrantes que han realizado el salto a las vallas y sufrido sus consecuencias lo atestiguan: “Ya estamos muertos, sin futuro”; “Estoy aquí para entrar en Europa. Es mi única meta y no voy a parar hasta conseguirlo”; “¿Qué es lo que puedo perder? No tengo nada”.

Sr. Ministro, lo primordial es ir al origen del problema, que no está en Melilla, ni Ceuta, sino en Europa y su relación con los países africanos.

Por todo esto le exigimos e instamos como ciudadanos, preocupados por las personas, los derechos universales y la calidad humana de nuestra sociedad, que proceda a dar las instrucciones oportunas para que no se restablezca el sistema de cuchillas en las vallas de Ceuta y Melilla. Con esta medida solo causarán dolor, no conseguirán nada más. Y será un punto negro más a añadir a las políticas de fronteras de todo Europa.

!Ni una muerte más por las fronteras!

Atentamente.

Free business joomla templates